Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Conflicto en la comuna

GUASAVE

Guasave.- En una verdadera bomba de tiempo se ha convertido la situación de los ex trabajadores del Ayuntamiento, tanto por la amenaza de radicalizar las protestas como por la escalada de demandas y juicios laborales para el pago de las indemnizaciones.

Al margen de la justificación que hacen las autoridades municipales de que no tienen los recursos para pagar las indemnizaciones y finiquitos conforme a la ley, enfrentan la posibilidad de que el asunto se transforme en una verdadera bola de nieve, que podría poner a prueba al Ayuntamiento a menos de los primeros 100 días de gobierno.

Ayer de nueva cuenta los extrabajadores, encabezados por un grupo de al menos 30 personas, se reunieron con el síndico procurador, Juan Luis De Anda, para exigir el cumplimiento de sus prestaciones, pero ante la falta de una respuesta concreta advierten que podrían radicalizar su inconformidad con una huelga de hambre y con otras medidas de protesta más extremas.

Si bien asiste cierta razón a la nueva administración para tener funcionarios que le sean cercanos o afines a los intereses del alcalde y políticos, también hay un derecho laboral que no se puede soslayar.

El síndico procurador Juan Luis De Anda públicamente ha reconocido el derecho que tienen estos exempleados, sin embargo insiste con evadir la responsabilidad del gobierno con el asunto de las finanzas.

Lo cierto es que por dilatar el pago de las liquidaciones, ya con una avalancha de demandas, el asunto podría pegarle al propio alcalde, quien hasta el momento no ha definido una postura de solución.

Habría que considerar que no sólo se trata del efecto político, sino también del termómetro social, pues se habla de al menos 250 familias que se quedaron sin un sustento económico.