Opinión

Congreso bravo

OJO INDISCRETO

Por  Tomás Chávez

Comparece ante diputados el alcalde de El Rosario.(EL DEBATE)

Comparece ante diputados el alcalde de El Rosario. | EL DEBATE

La pluralidad, o más bien la mayoría de Morena que impera en el Congreso del Estado, ha ge-nerado que los diputados locales se muestren cada vez más bravos y se vayan encima contra prebendas económicas que van a dar a organizaciones políticas, concretamente de extracción priista, como son los casos del exhorto para que se elimine el cobro de la denominada “cuota liga” a los campesinos, y más recientemente la suspensión de los cobros de cuotas sindicales a burócratas jubilados.

Al inicio de la legislatura la oposición legislativa llegó a reunir hasta 32 votos para sacar adelante acuerdos que le permitían socavar el poder gubernamental; sin embargo, el divisionismo, natural o inducido que se ha suscitado al interior de los diputados de Juntos Haremos Historia le mermó la mayoría calificada para hacer cambios constitucionales, pero aún conservan la mayoría simple con la que minan el control priista.

Todavía más, para que vean que no están de adorno, los diputados citaron a comparecer ayer al alcalde de El Rosario, Miguel Antonio Pineda, y al dirigente de los trabajadores de ese municipio, José Santos, y el próximo sábado comparecerá el secretario estatal de Seguridad Pública, Cristóbal Castañeda, para explicar resultados de los operativos de seguridad.

Popurrí. Ante preguntas insistentes de un periodista local, el alcalde Guillermo Chapman bruscamente dio por terminada ayer la conferencia de prensa en la que presentó a Carlos Grandío como nuevo director de Obras Públicas y Servicios Municipales y a Alfredo Padilla como director de Comunicación Social. Se levantó de su asiento y entró rápidamente a su despacho.

Hasta ahí todo se había desarrollado bien, el alcalde había explicado que entraban dos jóvenes profesionistas y con experiencia al relevo de David Membrila y Carlos Julio Fierro, que un día antes y sorpresivamente o antes de ser despedidos habían presentado su renuncia. Que se acelerarían las obras, y que por fallas que después podrían haber provocado inundaciones se suspendió temporalmente el drenaje de la Leyva. Pero como algunos dicen, “es de mecha corta” y quedó pendiente el platillo principal, que es la información sobre los actos de corrupción y desvió de dinero en que incurrieron los funcionarios de las anteriores administraciones.

TSUNAMI. Viene un estremecimiento, una especie de tsunami a nivel nacional que puede cimbrar hasta sus cimientos al sistema político electoral, con la reforma electoral que ya se empezó a discutir en la Cámara de Diputados y que algunos medios califican como la intención de “abaratar la democracia”, con la que se pretende concretar un proyecto que ya se venía cocinando desde administraciones anteriores, que es desaparecer los institutos electorales estatales, porque duplican funciones, están a las órdenes de los gobernadores y absorben mucho dinero.

Se pretende también eliminar a 100 de los diputados plurinominales, reducir a la mitad los subsidios a los partidos políticos y lo más fuerte todavía, desaparecer o cambiar de nombre al INE y echar para afuera a los actuales consejeros que se negaron a bajarse los salarios.