Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Consecuencias

GUASAVE

La acción efectiva, presencia e instalación de fuerzas federales en Guasave y se extiende más al norte y rumbo a la sierra, aunque cuando sea eventual, tiene una connotación muy clara.

El abatimiento de la escalada de violencia que desde hace años se produce en Sinaloa, escapó de las manos del gobierno estatal y de los municipios, a consecuencia de su incapacidad de reacción y respuesta, de ahí entonces la intervención en serio del ejército y la armada que hace rato reclama la sociedad.

Las instituciones responsables de prevenir, investigar y perseguir el delito en Sinaloa fueron cercadas por un lado por la agresividad del crimen organizado y el hampa de baja estofa que no conocen límites ni respeta nada y del otro por los oscuros intereses que se mueven dentro de todas las policías.

Portando como armas la buena fe e intenciones, al gobernador Mario López Valdez a mitad del camino de su administración, le ha resultado muy difícil rendir saldos positivos en esa materia a los sinaloenses y en medio del sórdido ambiente al que pretendió combatir, razones de sobra tiene, aunque ni lo diga ni lo admita, buscar en el apoyo de la federación, la ruta de salida.

Ciertamente el gobierno estatal hizo unas cuantas cosas de forma en materia de seguridad y procuración de justicia, pero nada que haya llevado a devolver a niveles tolerables el fenómeno de la atroz criminalidad.

Justo es decirlo, el gobernador y su área de procuración de justicia realizaron esfuerzos , pero eso en nada resolvió el polvorín en que la delincuencia organizada tiene convertido a importantes zonas de la entidad y le fueron heredadas por su antecesor. Lo que los sinaloensess necesitan es que la justicia sea implacable.

Las intenciones que animaron al gobierno de López Valdez para desbaratar la urdimbre de corrupciones, complicidades y omisiones que desde adentro de las instituciones del área de seguridad y que por años han blindado de la acción de la justicia a los criminales, le hicieron imposible que sólo con buena voluntad, recursos técnicos y económicos, desfacer los entuertos de la corrupción.

En ese sentido, entonces bien hace el Gobierno del Estado en buscar el respaldo federal para salir del atolladero en que lo tiene metido la delincuencia y que de alguna manera, al menos en la zona norte, está ofreciendo resultados, si usted gusta aislados, pero que a la sociedad la ponen un poco tranquila.

En otras cosas.- Aunque pudiera faltar todavía un rato para realizar el proceso de cambio de la dirigencia de la Liga Municipal de Organizaciones Populares, la CNOP pues, en círculos partidistas se habla de la fuerte posibilidad que el empresario José Menchaca tiene de ser el próximo secretario general.

Muchos priistas coinciden, después de la época de anodinez política en que se ha mantenido en los últimos años, a la CNOP le urge una sacudida para despertarla del marasmo.

En tal sentido también se opina que al derrotado PRI le conviene en su dirigencia a militantes como Menchaca que ha demostrado, no sólo tener voluntad para el activismo partidista, sino la suficiente solvencia que le permitiría darle un nuevo enfoque a la organización.

Menchaca por supuesto no estará solo en la puja por la CNOP de Guasave, pues igual se menciona el nombre de Ricardo Beltrán, que finalmente podría quedar en el camino, porque se dice, además que la institucionalidad de José Menchaca le da un plus a sus aspiraciones, amén de que cuenta con muy buenos padrinos allá donde se deciden esas cosas.