Opinión

Contagiémonos, pero de amor

LA VIE ENROSE

Por  Ana en Rose

Contagiémonos, pero de amor(Imagen ilustrativa/ Pixabay)

Contagiémonos, pero de amor | Imagen ilustrativa/ Pixabay

Domingo de terminar una semana más del año veinte veinte

A decir verdad, este año ha traído más sorpresas que los huevitos Kínder; para bien y para mal (I mean... pandemia), y faltan unos mesecitos más de seguirnos sorprendiendo.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Pero en fin, en lo personal esta semana ha sido de muchas emociones. Empezando con el gran shout out que la Roxana Galaviz y el José Arámbula están oficialmente “engaged”. Este par que ha sido “relationship goals” por más de nueve años (finalmente) ha decidido dar el sí... y obviamente seguir siendo “relationship goals” hasta que la muerte los separe (en mi mente esto sonó medio aterrador, pero acuérdense que también estamos en temporada de Halloween).

Bueno, con este notición me quedé pensando en las relaciones. No soy love expert ni mucho menos, pero de algo sí me he dado cuenta: Cuando se quiere de verdad, SE NOTA. Así de simple. Y si bien nos va también se contagia y hasta más fácil que el Covid-19 (o la influenza).

Me siento afortunada de decir que estoy rodeada y contagiadísima de amor desde que veo a mis papás echándose porras por todo, con mis tías y claro, con la Rox y el José. Quiero pensar que el gran éxito de las bodas resulta de todo el amor que se tiene entre los novios y también de los demás hacia los novios.

¿Cuántas veces no hemos sentido bonito en un vals de unos novios con los que casi ni te llevas? Y hasta terminas acordándote cada que escuchas la canción y vuelves a sentir bonito.

Pero bueno, independientemente de las parejas, también se nota cuando nos quieren de verdad los amigos, los hermanos y la gente que nos rodea. A veces es compartiendo un meme que saben que nos va a hacer reír o puede ser un “yo te invito”, hasta un “yo lavo los platos” llega lejos, yo que sé, diría David Bisbal hay diez mil maneras.

Así que no sé si es la emoción o que ya me contagiaron de tanto amor y alegría que los invito esta semana a estar un poco más alerta y pensar ¿qué detalles se me pudieron pasar por alto de la gente que me quiere?, ¿qué hago yo para demostrar a la gente que los quiero? Repito, son las cosas pequeñas que te hacen saber que es genuino.

Y finalmente, Roxana y José síganse queriendo mucho y hasta más para que nos sigan contagiando de alegría y risas.

Con amor, Ana en Rose.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo