Opinión

Contaminación del río Évora

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL
Avatar del

Por: Redacción

Nace desde las entrañas de la zona serrana del municipio de Mocorito, el río Évora, que toma el nombre del personaje que descubrió estas tierras, Sebastián de Évora, y que todos conocemos por su lugar de nacimiento, desemboca en el golfo de California. Los escurrimientos que vienen de la sierra de Surutato, Badiraguato, Capirato y Parras hacen su recorrido hasta llegar a la presa Eustaquio Buelna y de nuevo encuentra su cauce para bañar las tierras angosturenses, baño que en los últimos meses ha venido provocando una fuerte contaminación.

El arrastre de agua producto de las lluvias genera entre la población la abundancia expectativa de humedecer las tierras, sin embargo, la falta de la distribución de las aguas negras de la ciudad de Guamúchil ha venido provocando una fuerte contaminación que ya afecta a comunidades que colindan con el río en el municipio de Angostura; la preocupación del síndico de Alhuey, Jorge Alberto Camacho Montoya, es clara, porque ya se hacen evidentes enfermedades de la piel y estomacal.

El llamado es enérgico y la solicitud es de atención inmediata a las autoridades de Salvador Alvarado, que por descuido y falta del buen uso a la laguna de oxidación ha venido provocando que millones de metros cúbicos se contaminen.

Si bien es cierto que en su momento fue un problema añejo, y debido a la apertura de la laguna de oxidación llevó al cambio de una mejora en la calidad del agua, hoy deben emplear una estructura de revisión y determinar por qué se está contaminando y resolver a la brevedad posible este problema que afecta a la población.