Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Contradicciones en Sinaloa

PUNTO DE VISTA

Con mi reconocimiento a Martín Mendoza y a quienes ejercen la labor periodística de Sinaloa.

Sentido contrario. Mucho ruido se hizo en torno a Jesús Vizcarra, al afirmar que no pretende ser candidato a la gubernatura de Sinaloa; de ser así, ¿para qué anunciar con "bombo y platillo" los programas de su proyecto de Salud Digna, mismos que usó como plataforma electoral en 2003, 2007 y 2010? Además, ¿cómo interpretar que mientras dice que no le interesa la vida política, al interior de la Sagarpa viene haciendo campaña y ejerciendo presión para tener más adeptos y ejercer control, por encima, incluso, del secretario Enrique Martínez y Martínez, de quien dicen se iría como dirigente el PRI, en caso de que César Camacho fuese postulado como diputado federal y coordinador de los próximos legisladores? Aparte, Vizcarra afirma que sus proyectos sociales son para ayudar a la gente y que no lo hace por dinero, la pregunta entonces es ¿por qué recibe grandes cantidades de recursos federales, que debiesen ser para apoyar a los ganaderos más pobres, haciéndolos llegar a su corporativo a través de Sagarpa, usando a sus trabajadores como prestanombres y simulando cooperativas ganaderas que no existen más que en el papel, pero que le permiten a Vizur apropiarse de dineros públicos federales? Cómo creerle, si una cosa dice y otra hace, además, si le sobra el dinero, ¿para qué se lo quita a los ganaderos más pobres? Si así de contradictorio es también para lo de la candidatura a la gubernatura, igual y dentro de unos meses afirma que siempre sí se animará. Ya se sabrá.

Falta de entusiasmo. Poca confiabilidad y entusiasmo generan el cúmulo de iniciativas presentadas ante el Congreso del Estado por la mesa plural denominada Compromisos por Sinaloa, seguramente hay algunas propuestas importantes, pero la práctica política del Poder Legislativo y del Poder Ejecutivo en Sinaloa han sido muy conservadoras y retardatorias, de tal manera que no se les cree que ahora sí pretendan transformar y cambiar el ejercicio de la política en la entidad. Para empezar, verdadera transparencia en Sinaloa no existe, ni del Poder Legislativo ni del Ejecutivo; combate a la corrupción tampoco, los nichos de poder, el tráfico de influencias, las prácticas de sobornos continúan; en vialidad, en alcoholes, en el registro público, en los ayuntamientos, por mencionar algunas áreas. Además, en el Congreso prevalecen los controles, los acuerdos por debajo de la mesa, y ni la próxima designación del auditor superior del estado, ni la anterior, ni la del presidente del Consejo Estatal Electoral, en su tiempo, se hicieron con verdadera libertad y autonomía. El Poder Legislativo en Sinaloa es un poder maniatado y el Ejecutivo está conducido con una visión conservadora. ¿Cómo creerles que van a transformar la política de la entidad, si sus prácticas dicen lo contrario?

Reconocimiento. La persistencia de la Unión de Jubilados de la UAS, encabezada por Jorge Delgado, Florina García y el "Chichi" Meléndrez es admirable. Al igual que la lucha de Marcos Medrano. Se han mantenido como voces críticas al interior de la UAS, exhibiendo los excesos y abusos de poder de Melesio Cuen y del PAS.

[email protected]