Opinión

Contumaz transgresor

OPINIÓN LOS MOCHIS

Por  Opinión Los Mochis

El alcalde de Ahome, Billy Chapman.(Cortesía)

El alcalde de Ahome, Billy Chapman. | Cortesía

El Tribunal Electoral del Estado de Sinaloa amonestó públicamente al alcalde de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman, tras resolver que incumplió con la sentencia que dictó en su contra por violencia política en razón de género y acoso laboral en perjuicio de la síndica procuradora Angelina Valenzuela.

Esta había interpuesto el recurso de inejecución de la sentencia que el mismo tribunal había dictado y que Chapman, la tesorera Ana Ayala, otros funcionarios y regidores la incumplieron.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

En realidad, Chapman no solo ha incumplido la sentencia sino que sigue ejerciendo violencia política y acoso laboral en contra de Valenzuela.

Una prueba de ello es el hecho de que en la cuenta pública anual que envió al Congreso del Estado no se la remitieron, lo que fue rechazado por la mayoría de los regidores.

Incluso, el regidor priista Raúl Cota enviaría el informe al TEES sobre el sentido del voto de los regidores para que se entere quienes de los regidores sigue obstaculizando el trabajo de la síndica procuradora.

La sanción de amonestación pública al alcalde ahomense confirma que este desdeña los ordenamientos jurisdiccionales, por lo que su discurso de ser respetuoso de la ley es de los dientes para afuera.

El acoso institucional a la síndica procuradora tiene como propósito evitar la fiscalización a los manejos de los recursos que ha dejado mucho que desear, por lo que la transparencia que pregona solo es de palabra.

El Congreso del Estado ya no puede seguir protegiéndolo si es que quiere recobrar la dignidad legislativa.  

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo