Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Convierten al periodismo en actividad de alto riesgo

PUNTO DE VISTA

7 de Junio. A partir del año 2000, ser periodista en México se convirtió en una profesión de alto riesgo. Si antes la "libertad de expresión" era considerada letra muerta y resultaba altamente peligroso tocar a los "intocables" del mundo delictivo y del político, en estos últimos 12 años la actividad se transformó de tal forma que hay zonas del país en las que la delincuencia avanzó a tal grado que el periodismo quedó acorralado, secuestrado y hasta vetado. En la administración de Vicente Fox se registraron 22 asesinatos de periodistas. Los atentados se centraron en los estados de mayor incidencia violenta, como Tamaulipas, Chihuahua y Guerrero. En el sexenio de Felipe Calderón se reportaron 47 asesinatos de periodistas. La atribulada llegada de Calderón con su discurso bélico generó una violenta reacción contra los periodistas. Con calderón México se colocó entre los países más peligrosos para ejercer el periodismo. En Sinaloa desde el asesinato del periodista José Cayetano Valadez, pasando por el de Manuel Burgueño y concluyendo con el de Humberto Millán, la voz populi concluyente y efectiva encontró a los responsables en el gobierno. Pero todos han quedado, premeditadamente bajo la lápida de la impunidad. Sus crímenes impunes hasta hoy, perseguirán por siempre a quienes en su momento ostentaban el poder en Sinaloa. Hoy, 7 de junio, va desde este modesto espacio mi solidaridad a todos los compañeros periodistas.

Secretario engañado. Armando Villarreal se presentó tranquilo. Llegó puntual a la cita y con la disposición de convencer con su propuesta a los regidores de Mazatlán. La propuesta del Gobierno del Estado es la de cobrar el predial directamente y abrir una especie de fideicomiso del cual el Ayuntamiento acceda a los recursos. La otra es colaborar con el Ayuntamiento en el cobro del predial, en los casos que la misma autoridad lo considere necesario. Ambas propuestas son parte de las modificaciones que hizo la federación en materia de coordinación fiscal. Involucrarse en ellas significaría entrar a una bolsa de mil 580 millones que estarían al alcance de los 18 municipios de Sinaloa. Villarreal hizo su trabajo. Vino, propuso, aclaró y precisó los alcances de este convenio que estará en breve en manos del Ayuntamiento para su revisión. Lo que no sabía en esos momentos el secretario de Finanzas de Sinaloa, es que los regidores panistas habían tenido por separado su conclave en las oficinas del PAN, en dónde acordaron rechazar todo tipo de propuesta que involucrara al estado en el cobro del predial. Villarreal debió de haber sospechado algo cuando en el encuentro con todos los regidores no estuvo presente el alcalde Carlos Felton. ¡Claro que no! Porque éste señor ya tiene tomada una decisión en torno a ese tema. Y lanzará por enfrente a sus regidores. No han leído los integrantes del gabinete malovista las actitudes de Felton, que tiene un doble discurso. Tal vez por eso, el propio gobernador Mario López Valdez lo mantiene a distancia. Y la relación entre ellos no es nada buena. Seis meses le bastaron a Malova para saberlo. [email protected]