Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Corrupción evidente

MAZATLÁN

En Mazatlán o cualquier otra ciudad del estado o el país todos los ciudadanos pueden fácilmente identificar no uno, sino decenas de sitios donde venden artículos piratas. Y eso va desde artículos como música, películas y programas computacionales, hasta ropa, calzado, incluso medicamentos. En nuestro estado y particularmente en Mazatlán se han hecho decomisos millonarios de mercancía pirata, incluso se hizo un aseguramiento de cigarros que no solamente no pagaron impuestos, sino que representan riesgos para la salud, más allá de lo dañinos que ya son los cigarrillos regulados por la autoridad.

También se han realizado aseguramientos millonarios de licores, lo que solo dejaron evidenciado que Mazatlán es un punto importante para el traslado de piratería. Pero no todo pasa y se va, y esto es evidente pues los artículos piratas están a la vista de todos, en todos lados, a todas horas del día. Cada vez que un producto pirata se vende está desplazando a un producto nacional y esto representa el cierre de empresas y la pérdida de empleos, que al final acarrea problemas sociales.

Lo más preocupante es que detrás de la piratería hay poderosos grupos del crimen organizado, que tienen capacidad para corromper a autoridades corruptas, desde el más alto nivel hasta el más bajo.

Al comprar artículos piratas los consumidores también pierden, pues aunque adquieren un bien por un precio bajo, prácticamente compran basura y en casos como los medicamentos, puede ser riesgoso. ¿Quién garantiza que un medicamento pirata no sea veneno? Nadie.

Para que un producto pirata llegue hasta donde usted pueda comprarlo, ya pasó por un largo proceso de producción, transportación, desembarque y distribución hasta llegar al punto de venta.

Es muy difícil que las autoridades no logren detectar los productos piratas en algún punto de esta larga cadena y mucho más complicado es que a diferencia de todos los ciudadanos, no los vean ya en los puestos de venta.

Por ello, lo menos que se puede pensar, es que las autoridades, en especial las encargadas de su combate como la PGR, reciben "mochada" para hacerse de la vista gorda, al igual que lo hacen con las maquinitas tragamonedas, que a pesar de ser ilegales, están en cada tiendita.