Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Corrupción y comisiones legislativas

 PUNTO DE VISTA

Por: Teresa Guerra

SIN AVANCES CONTRA LA CORRUPCIÓN. De nada sirve haber aprobado una reforma constitucional para generar un Sistema Nacional Anticorrupción si no hay voluntad política en México para combatirla. Somos el hazmerreír a nivel internacional después de haber hecho todo un escándalo para supuestamente buscar y luego extraditar a Javier Duarte, exgobernador de Veracruz, quien, acogiéndose a “la justicia abreviada”, hizo un acuerdo con la PGR para declararse culpable y recibir una pena mínima, de nueve años, pudiendo salir libre en tres años más. El nuevo código único en materia penal privilegia los derechos humanos de los acusados y posibilita este tipo de acuerdos, aún en delitos graves, además en este país siempre han sido blandas las leyes en lo que respecta a los delitos cometidos por servidores públicos. ¿O no?

Es evidente que el manto protector de Enrique Peña Nieto, de quien depende la PGR, ha protegido de principio a fin a Javier Duarte, primero cuando le permitieron que huyera, al avisarle el secretario de gobernación que lo iban a perseguir, y ahora le dan una penalidad ridícula para el nivel de daño que su gobierno ocasionó a los veracruzanos y al erario público. ¿O no?

COMISIONES EN EL CONGRESO. Ha generado polémica, primeramente la intención de que el PES, un partido conservador y contrario a reconocer la diversidad en la familia y en la sociedad, así como la laicidad del Estado, presidiera la Comisión de Salud  y de Cultura en la Cámara de Diputados. El mal es de origen, desde que hicieron los acuerdos entre el partido de Morena con el Partido Encuentro Social fue cuestionado AMLO por varias de sus connotadas seguidoras, como Elena Poniatowska y la actriz Jesusa Rodríguez, quienes no estaban de acuerdo con una alianza con la ultraderecha, sin embargo, la alianza con el PES siguió. No obstante, el primero de julio se demostró que el PES no tiene apoyo social, no consiguió ni el 3 por ciento de los votos, por ello perdió el registro, pero tiene muchos legisladores porque Morena le prestó espacios que se convirtieron en escaños legislativos.

Finalmente le quitaron al PES la Comisión de Salud y Cultura, pero le dieron la de Trabajo, lo cual está peor, porque temas tan importantes como son la agenda de la reforma laboral que se requiere y el apoyo normativo a los asalariados dependerá de las propuestas que apruebe una comisión de trabajo presidida por un partido de derecha y ultraconservador, que se ha caracterizado por no tener compromiso ni cercanía con quienes viven de su trabajo. ¿O no?

Aparte, ante la inconformidad con el PES al frente de la Comisión de Cultura, Morena sacó una carta polémica y nombró a Sergio Mayer, protagonista del show Solo para Mujeres, como responsable de la cultura en la Cámara de Diputados. ¿No tendrán diputados o diputadas más conocedoras y comprometidos con la cultura? Es como si Carmen Salinas, en las épocas del dominio del PRI en el Congreso, hubiera sido nombrada para presidir esa Comisión de Cultura.

Seguramente varios de los que hoy avalan el nombramiento de Sergio Mayer hubieran puesto el grito en el cielo si a Salinas el PRI la hubiera nombrado para ese cargo. ¿O no?

La cultura, por si no lo saben los legisladores, siempre se ha asociado a cultivar el espíritu, a promover y conocer las artes, a la civilización, conocimiento de costumbres, facultades artísticas e intelectuales. ¿Será Mayer en esto?