Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Cruzada Contra el Hambre: a pagar impuestos, pepenadores

ELENCO POLÍTICO

En Oaxaca el presidente Enrique Peña Nieto encabezará hoy el festejo del primer año de la Cruzada Nacional contra el Hambre, ese programa que vino a estimular a Culiacán, el viernes anterior, la secretaria de Desarrollo Social federal, Rosario Robles Berlanga. Un año en que la pobreza nacionalmente no ha disminuido y aunque se habla que suma a 53 millones de menesterosos, incluido los 7 millones de parias que viven en lo calificado como "pobreza extrema", lo cierto es que hay quienes consideran que las cifras son mayores, porque tampoco se tiene confianza en las estadísticas del Inegi, porque históricamente es reconocido que "maquilla" sus números.

Reír o llorar. El asunto es que ese mismo día que la experredista estuvo aquí, también se daba a conocer que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) a partir de este año obligará a los recolectores o pepenadores a darse de alta a través de internet o de las empresas que les compran los desperdicios, para que paguen impuestos. Paradójico, porque en tanto la Secretaría de Hacienda y Crédito Púbico, de la cual depende el SAT, ajustará a los "pepenadores" para que paguen impuestos, se niega a dar a conocer las multimillonarias partidas que condonaron a las empresas, entre ellas Televisa, a la que le cancelaron el pago de impuesto por 3 mil 34 millones de pesos. No sabemos si la trágica coincidencia que se dio el viernes es para reír o llorar. Lo que sí entendemos es que mientras a los poderosos dueños del dinero les perdonan el pago de impuestos por cantidades fabulosas, van a obligar a los pepenadores, que en promedio ganan de 500 a 600 pesos a la semana, a que sí lo hagan.

Democracia. En una democracia el poder lo ejerce el pueblo. Pero resulta que para aprobar la reforma hacendaria nadie le preguntó al pueblo si quería pagar más o en qué rubros también se tenían que aplicar impuestos para sostener al gobierno. Tampoco le preguntaron a los empresarios, agregó la licenciada Ana María Sánchez, presidenta nacional de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias (AMME). A ninguna cámara empresarial invitaron a platicar, ni para elaborar la agenda legislativa ni para informarle cuáles serían esas reformas. Los legisladores presumen que son "representantes populares" pero en su accionar sólo manifiestan que representan sus intereses partidarios o el del grupo en el poder, dijo.

No cantan mal. Ana María, con una amplia trayectoria, desde abajo, en la dirección del sector empresarial femenil, desde octubre pasado es cabeza de la Asociación que aglutina a este sector productivo en el país. Con 38 consejeras la AMME tiene presencia en 23 entidades. A Ana María le tocará fundar los capítulos de Colima, Aguascalientes, Michoacán, Guerrero, Chihuahua, Baja California, Oaxaca y Puebla. Trasladada al ámbito local, la líder dio su opinión respecto al asunto de los estacionamientos y, también como a los legisladores, reprobó el por qué los regidores del Ayuntamiento tengan que determinar la operación de los parquímetros. Dijo que son negocios privados no públicos, no deben decir cómo operarlos porque no tienen conocimiento de las leyes ni capacidad para aplicarlas. Además consideró que con los parquímetros el sector privado soluciona un problema social que la autoridad descuidó al cancelar los cajones de estacionamiento. Pidió objetividad a los regidores.

Castigo. El gobernador Mario López Valdez advirtió ayer a titulares de las secretarías que resultan con observaciones de la ASE, que de no solventar las inconsistencias que se señalan, serán objeto de una amonestación, sanción o despido. Minimizó el asunto del probable daño al erario por 25 millones de pesos, porque sería el 1 por ciento de los 38 mil millones de pesos de presupuesto ejercido en el 2013.