Opinión

Cuando la APS tumbó la 'Ley Mordaza' de Jolopo

ELENCO POLÍTICO
Avatar del

Por: Martín Mendoza

Se cumplió lo programado y los medios de comunicación —empresarios y trabajadores— de prensa escrita, auditiva y digitalizada, marcharon ayer en Los Mochis, Guasave, Guamúchil, Culiacán y Mazatlán, contra la "Ley Mordaza" que encierra el artículo 51 Bis de la Ley Orgánica de la Procuraduría de Justicia del Estado, pese a que el 21 del mes presente, el Congreso del Estado, a iniciativa del gobernador, Mario López Valdez, como respuesta al rechazo general, derogará el clausulado. El ejecutivo estatal está dispuesto a pagar los costos que la primera reforma le acarree. Fue una demostración inusitada de unidad gremial y profesional. A los compañeros reporteros y trabajadores administrativos de los medios, se sumaron algunas organizaciones no gubernamentales y políticas. En Culiacán, la marcha iniciada en "La Lomita", por la avenida Álvaro Obregón, terminó frente a catedral ante un templete donde se dio lectura a la argumentación de rechazo a cualquier intento de coartar el derecho a la información. Se anunció la reanudación del movimiento los días 19, 20 y 21 próximos, hasta que se derogue el 51 bis.

Sin condiciones. Para el maestro universitario y director de un semanario, Jorge Guillermo Cano Tiznado, "nunca ha habido ni hay condiciones políticas y sociales para que se apliquen restricciones al derecho a la información". Colaborador que fuera en órganos de información local, Cano Tiznado es un viejo luchador de la libertad de prensa. Representó a la Asociación de Periodistas de Sinaloa, única organización gremial que tuvo participación en aquella lucha nacional para evitar la primera "Ley Mordaza" que se quiso imponer en este país, con la reforma al Artículo Sexto Constitucional que propuso el presidente José López Portillo en 1977 para reglamentar esa norma. Dos años después, se debatió la iniciativa.

Histórico. Para conocer la opinión de la sociedad, la Cámara de Diputados convocó a una consulta ciudadana en 1979 con reuniones regionales en Monterrey, Hermosillo (la de la región noroeste) y Acapulco. Jorge Guillermo fue elegido, por votación y en reconocimiento a su capacidad de argumentación y de oratoria, en una asamblea de la APS, para que fuera a leer y defender a Hermosillo. En noviembre, la propuesta de los periodistas de Sinaloa, surgida también de una participativa y extensa asamblea de sus miembros, y tan bien quedó, que no sólo acaparó las notas principales de los periódicos locales, sino también destacados espacios en periódicos nacionales, que valió fuera invitado a la reunión de Acapulco. Allí debatió (y ganó) con el locutor y líder de la Cámara de Diputados, después gobernador de Nuevo León, Luis M. Farías, al defender la propuesta. Finalmente, la "Ley Mordaza" de López Portillo no se aprobó y el documento elaborado por los periodistas de la APS se internacionalizó, porque organismos de otros países lo ponderaron y se llevaron copias. Años después, Guillermo Cano fue diputado local.

Compromiso. Esta relatoría es nada más para refrescar el histórico compromiso que el periodismo de Sinaloa tiene para que "ni ahora ni nunca" se coarte el derecho de expresión de nadie en este estado.