Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

*¿Cuántos Faustos Vallejo? *Vergüenza mundial

CAMPOS ELÍSEOS

Fausto Vallejo, con chequeo médico en mano, dio a conocer que no regresará al Palacio de Gobierno de Michoacán. Adiós.

Ahora el Congreso decidirá quién termina su mandato, de año y meses, antes de que en 2015 los ciudadanos vuelvan a las urnas.

¿Salud o escándalo político? Quizá ambos.

A la inseguridad y a la intervención federal vía el comisionado Alfredo Castillo, sume que no supo qué hacía su secretario de gobierno, Jesús Reyna, a quien dejó incluso de encargado de despacho, quien ahora está detenido por presuntos nexos con la delincuencia organizada.

Si es difícil creer que no sabía qué hacía Reyna, ahora peor tras que se dio a conocer una foto en la que su hijo, Rodrigo "El Gerber" Vallejo, sale con Servando González, "La Tuta".

La pedida de licencia definitiva del cargo (porque no se puede "renunciar" porque fue electo, aunque justo eso hizo) reabre también un debate: el del estado de salud de nuestros gobernantes o aspirantes a serlo. ¿Hasta dónde es necesario saber sobre su salud? ¿Es nuestro derecho como ciudadanos conocerlo? En el caso de Vallejo ¿qué hubiera pasado si él lo hubiera hecho público antes de ser candidato, confirmado los rumores, dado que es difícil creer que un trasplante de hígado se necesite de la noche a la mañana? ¿Cuántos Vallejo hay en nuestra política?

Es un debate que hay que dar. Más con las señalamientos-rumores (desmentidos reiteradamente, por cierto) de que el presidente Enrique Peña Nieto tiene alguna enfermedad.

Pero volvamos a Michoacán: hay tres nombres que se manejan para suceder al exgober Vallejo: Marco Vinicio Aguilera Garibay, actual secretario de Gobierno; Carlos Hugo Castellanos Becerra, secretario de Seguridad Pública estatal, y Víctor Silva Tejeda, delegado de la Secretaría de Desarrollo Social en esa entidad.

Y Luisa María Calderón y Silvano Aureoles puestos para la siguiente elección. ¿Podrá retener Michoacán el PRI?

Ayer, Margarita Zavala, esposa de Felipe Calderón, recibió el premio Pillars of Justice de la Fundación Apple Seed, una organización sin fines de lucro que se dedica a promover el acceso universal e igualitario a la ley, gobierno y justicia.

¿Por qué se lo dan? Quizá por su trabajo como primera dama, pero también porque sigue trabajando en el tema de niños migrantes no acompañados que le ha estallado a Barack Obama.

Es más, es autora de un paper interesante que es una propuesta para apoyar a solucionar el tema. Lo ha estado hablando con el Departamento de Estado, el Centro de Investigación del Congreso y en el Migration Institution Policy. ¿Creyó que se iba a quedar sin estudiar mientras su marido estaba en Harvard?

Bien por José María "Chema" Martínez Martínez. Si queríamos que hablara de la familia, o las familias, de lo que necesitan o de lo que no, sin duda que lo logró. ¿Qué no como él esperaba? Bueno, pues ni modo.

Conapred ya le abrió un proceso por presunta discriminación y ayer, también se publicó un desplegado firmado por organizaciones, legisladores, especialistas, académicos, intelectuales, periodistas, pero ante todo, ciudadanos.

Le abren los ojos… perdón, le hacen ver que con el discurso dado durante la instalación de dicha comisión, discriminó al "18 por ciento de las familias nucleares que están compuestas por hogares monoparentales… 29 mil 473 familias integradas por parejas del mismo sexo, de las cuales, más de 172 mil están conformadas por parejas homosexuales que tienen hijos (situación que él reprueba desde que era legislador en Jalisco)".

Es más, también le informan que "el 25 por ciento de los hogares llamados "ampliados" en los que habitan familiares como abuelos, cuñados, yernos, etc" también fueron discriminados por sus declaraciones, en el sentido de que la familia sólo está integrada por un hombre y una mujer.

Son varias peticiones las que hacen los abajofirmantes de este desplegado a la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, entre ellas, la destitución de esta comisión a "todos los miembros de esta que hayan hecho pública su intención de violentar el marco constitucional, al utilizar esta instancia para promover un modelo específico de familia que es discriminatorio".

Los mexicanos tienen de aquí al lunes para encontrar una nueva forma de "apoyar" a su equipo frente a un equipo contrario.

Y es que la FIFA anunció que investiga a mexicanos asistentes al partido de México vs Camerún, por el lenguaje homofóbico utilizado en las gradas. Ya sabe, el tristemente famoso grito de "puto" que no se entiende más que como un insulto en ese contexto.

Qué oso mundial, literal. Qué gigantesca vergüenza.

En marzo pasado, el Conapred pidió a la Federación Mexicana de Futbol buscar medidas, entre ellas, campañas de concientización, para terminar con esos gritos, al considerarlos homofóbicos.

Le doy toda la razón a Andoni Bello, integrante del equipo gay de fut. Él argumentó que sí en 1986 exportamos "la ola", ahora eran los gritos homofóbicos...

¿Qué podría pasar? Quizá, quizá, una multa económica.

Por cierto, si buscaran nombre por nombre de los asistentes a ese partido, se encontrarían con nombres como el del panista Fernando Larrazábal, del exsecretario de la Defensa, Guillermo Galván. Aunque dudo, bueno, espero, deseo que ellos no hayan gritado así.

En la edición on line: el inicio del reinado de Felipe VI, y el reacomodo de Isidro Pastor.

[email protected]