Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Cuatro debates

La captura de Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera por marinos mexicanos el 22 de febrero ha provocado al menos cuatro conversaciones, sobre la relación bilateral México-Estados Unidos, que me parecen interesantes.

La operación en sí estaba bien ejecutada. Guzmán y un guardaespaldas fueron capturados con vida. Este fue un agradable contraste con el tiroteo horrible en la captura de Arturo Beltrán Leyva en Cuernavaca en diciembre de 2009. La Agencia de Control de Drogas de EU supuestamente compartió información con la Armada de México para localizar a Guzmán. El intercambio de información para capturar un objetivo de alto valor sugiere que la cooperación bilateral continúa en el gobierno de Peña Nieto. La pregunta sigue siendo sobre la cooperación bilateral en otras áreas de la seguridad ciudadana, como la reforma del sistema de justicia . Aquí no estoy seguro de si la cooperación es débil o simplemente lento en el desarrollo.

En segundo lugar, la captura de Guzmán plantea la cuestión de su posible extradición a EU. Los argumentos a favor de la extradición tienen mérito. El sistema judicial allá es más transparente y sus prisiones son más seguras. Pero los argumentos en contra son más convincentes. El gobierno de Peña Nieto puede utilizar el caso para demostrar que su sistema de justicia puede operar de manera eficiente y segura.

En tercer lugar, el arresto de Guzmán podría proporcionar un experimento natural en economía aplicada: ¿los precios de las drogas aumentarán significativamente en las próximas semanas?

El cuarto debate es la más interesante. Los grupos criminales adquieren el tamaño y la fuerza en México y en otros países, en parte porque a menudo operan con el apoyo y la protección de los sectores público y privado. El presidente ha elevado las expectativas respecto de atacar ese cobijo político, pero varios problemas permanecen. Por ejemplo, Guzmán podría no revelar algo en absoluto. O por razones políticas o personales podría implicar sólo a objetivos seleccionados entre los muchos que ha corrompido. Además, la PGR no puede ser capaz de probar sus casos en los tribunales. Lo cierto es que el público espera ver arrestos importantes, un reto en los tribunales no sólo en México, sino en en cualquier parte del mundo.

[email protected]