Selecciona tu región
Opinión

Cuatro mochitenses van por la fiscalía de Sinaloa

El Ingenio

Por El Ingenio

-

La definición. En ascuas dejó a muchos ahomenses el gobernador electo Rubén Rocha Moya sobre todo a los que se la jugaron con él en el pasado proceso electoral. Y es que ayer en esta ciudad, a la que vino para el tema de la planta de fertilizantes de Topolobampo, le sacó la vuelta para revelar si hay o no algún ahomense o de la zona norte que vaya a su gabinete. Que no se acordaba. ¿Ni de Jaime Montes, perfilado para secretario de Agricultura? Sin embargo, Rocha Moya reafirmó que hoy dará a conocer los nombres de quienes lo acompañarán en el gabinete desde el 1 de noviembre. Ahí se va a saber si va uno o más de este terreno. El caso es que el gobernador electo le iba a pegar una revisada a la lista para que quedara bien definida para hoy. 

Apuntados. Cuatro ahomenses se han registrado en el proceso de elección del nuevo fiscal general del Estado en sustitución de Juan José Ríos Estavillo. En el primer día lo hizo el presidente de la Federación de Abogados de Sinaloa, José Luis Polo Palafox. Previo a su registro ofreció una conferencia de prensa en la que arremetió en contra de Ríos Estavillo por el manejo de los recursos de la dependencia. El que lo había criticado, el expresidente del Colegio de Abogados “Roberto Pérez Jacobo”, Martín López Félix, hizo efectiva ayer su intención de participar. Entregó la documentación en la Coordinación General del Consejo Estatal de Seguridad Pública. También lo hicieron Luis Nicanor Barajas Peregrina, juez de juicios orales, y el exagente del ministerio público federal Octavio Martínez Cazarez. Muchos dicen que para sueños está bien, pero no los bajan de ingenuos. Y más que ya se anotó la exjueza Sara Bruno Quiñones, quien, se asegura, va que vuela para la fiscalía. En realidad, muchos califican el proceso como mero acto de simulación.

El regreso. Al que vieron en la entrega-recepción en la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome es a Leonides Gil Ramírez. Dicen que va como titular de Asuntos Jurídicos de la paramunicipal, de la que salió por órdenes del entonces alcalde Guillermo “Billy” Chapman. Gil Ramírez sufrió la embestida chapmista en contra del entonces gerente general de la Japama, Luis Felipe Villegas. Chapman no quiso reductos de este en la dependencia, la que llenó de gente de la Ciudad de México, que la saqueó en detrimento del servicio que se presta a los usuarios. ¿Va por ellos? A como está saliendo información de esa dependencia, Gil Ramírez va a tener trabajo.

Encrucijada. Dura se las puso el presidente del Partido Sinaloense, Héctor Melesio Cuen Ojeda, a los regidores ahomenses de ese partido, sobre todo a Carlos Roberto Valle Saracho y Marysol Morales. En un curso de capacitación de los regidores en Sinaloa, Cuen Ojeda les pidió no hacerse de la “vista gorda” con los alcaldes, así hayan llegado juntos al poder. Muy pocos creen que Valle Saracho y Morales le vayan a la mano al próximo alcalde Gerardo Vargas Landeros, con quien se llevan más que bien.

Como un hecho. Dicen que vale más que Aureliano Urías se vaya resignando a dejar la coordinación de los programas sociales de Bienestar en El Fuerte y Choix porque en la primera quincena de noviembre le va a llegar su relevo. Y hasta ya se sabe quién va a entrar por él: Omar Gill Santini, quien el día último de este mes deja de ser alcalde de Choix. O sea, ya le gustó estar en el erario. Se habla que el que anda muy contento por lo que llaman “inminente” caída de Aureliano Urías es el alcalde electo de El Fuerte, Gildardo Leyva. Incluso, se señala que este ya entregó la lista de 14 coordinadores municipales de Bienestar, que van a operar para su proyecto del 2024. Lo cierto es que Leyva se le está cobrando a Urías, que le jugó las contras en las elecciones pasadas.

Síguenos en

Últimas noticias