Opinión

Cumplieron las autoridades

Por: Opinión Culiacán

Diciembre es un mes en el que, por obvias razones, el dinero circula y el comercio vive, con mucho, la mejor temporada del año, pero que también es aprovechada por algunos a quienes les gana la ambición y buscan una mayor ganancia, aunque para ello utilicen prácticas que pueden llevarlos a cometer actos sancionados por la ley.
Es por ello que llama poderosamente la atención que en el operativo navideño implementado por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), capítulo Sinaloa, solo se aplicaran siete sanciones (clausura), entre comercios y restaurantes, por faltas como no exhibir los precios de sus productos al cliente de manera clara.
Siete es una cantidad irrisoria, máxime si se toma en cuenta que se está hablando del balance de todo el estado, siendo en los municipios de Culiacán, Mazatlán y Ahome donde se tuvieron que colocar sellos a negociaciones, cuyos propietarios ahora habrán de enfrentar la multa que seguramente se les impondrá para poder reabrir las puertas de sus establecimientos. y ahora habrán de pensarla muy seriamente para volver a incurrir en la falta.