Opinión

Dan esperanza, pero no para todos

Por  Opinión Los Mochis

Dan esperanza, pero no para todos(Archivo/ EL DEBATE)

Dan esperanza, pero no para todos | Archivo/ EL DEBATE

No hay duda de que los más de 190 mil acreditados de Infonavit que verán reducidas sus deudas en un 55 por ciento merecen dicho beneficio y estarán contentos con el mismo.

Es un acto de justicia, pues vea: empezaron pagando hace más de 15 años, y deben 1.5 veces o más del monto original del crédito.

Es decir, si la casa comprada del 2003 a la fecha (máxima antigüedad) les costó 300 mil pesos, deben 450 mil pesos. De nada les habrá servido a estas personas pagar hasta por 15 años para bajarle un solo peso a su deuda, sino al contrario.

Son siete requisitos los que se deben cumplir. Los anteriormente mencionados de tiempo de pago mínimo (15 años), deber 1.5 veces o más del monto original, tener más de 40 años de edad y no registrar adeudos durante los últimos 24 meses.

Sin duda, haber lanzado este programa fue un acierto por parte del Gobierno, el cual, sin embargo, no se debe quedar ahí, ya que hay miles de acreditados que no cumplen con alguno de los requisitos y por ello se verán condenados a enfrentar las injustas condiciones de sus créditos.

No podrá el Gobierno hacer borrón y cuenta nueva. No hay una varita mágica para de un día para el otro resolver los problemas, pero se debe empezar a dar opciones, tal vez menos drásticas que el 55 por ciento de descuento, pero sí esquemas que faciliten el pago justo, más a personas que cayeron en desempleo o tienen sus casas en proceso de demanda.