Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Dar afecto

Perfilando

¿Qué es el afecto?. Es el cariño que se siente por las demás personas, por lo que nos rodea y por nosotros mismos. Afecto es desear el bien de los demás, ayudarlos, decirles con sonrisas lo importante que son para nosotros.

También se vale darnos afecto nosotros mismos, chiquearnos como decimos y buscar la manera de estar y ser mejor cada día, no nada más en lo que se ve, sino también en nuestro interior, porque así estaremos más preparados para darlo a los demás.

Hay que practicar el valor del afecto, porque a veces a alguien no se le da el ser afectuoso, entonces hay que hacer un esfuerzo por agradar, por ayudar, por colaborar, por comprender a la otra persona. Estamos tan ensimismados en nuestras cosas, que escatimamos el saludo, no damos los buenos días, ni las buenas tardes, ¿qué nos cuesta?, queremos que nos lo den primero, pero para qué esperar, tú has feliz a alguien más si está triste, dale los buenos días con una sonrisa, a la mejor con esa pequeña demostración de afecto le cambiaste el día, pensó, no soy invisible.

La comunicación se dificulta, pero con un abrazo, un apretón de manos, un beso, es algo sencillo pero que ayuda y mucho en las relaciones humanas. Hay que dar afecto con palabras, aunque es mejor con hechos, porque estos valen más que mil palabras. Si nos ponemos a pensar un poquito, veremos que todos necesitamos afecto, por eso tenemos que practicar este valor con frecuencia, para sentirnos vivos, para darnos cariño, afecto y además expresarlo.

Una forma bien fácil y sencilla de dar afecto es sonreír, así das a entender que te interesa la persona, lo que te dice y lo que habla, lo que siente. En ocasiones no sabemos ni explicar porqué la necesidad y la importancia del afecto en nuestras vidas, pero ahí está. Es válido que nos preocupemos por las personas, pero no se puede quedar ahí, hay que saber lo importante que es que ellas lo sepan y lo sientan.

El afecto es algo esencial en las personas. No hay nadie que diga que no necesitamos el sentirnos queridas, sentir el afecto, que es algo que fluye, algo que se da y se recibe y esta necesidad de amor se siente en todas las etapas de la vida, siendo niños, siendo jóvenes, siendo adultos y un poco más en la edad madura, que ya no sabemos ni cuando comienza y menos cuando termina, o nos hacemos tontos y nos preguntamos; ¿En qué etapa de mi vida estoy?. En esa etapa de la vida se necesita de mucho afecto para tener ánimo, entusiasmo, fuerzas para darle sentido a la vida y disfrutar los momentos buenos que te queden que de eso está hecha la vida.

Si uno ha tenido la dicha de siempre haber sentido que te quieren, que desde niña fuiste querida, por tus padres, por tu esposo o esposa, por tus hijos, por tus amigos, aunque a veces hayas tenido que luchar para no caer, porque creíste demasiado en esos afectos, pensaste que siempre iban a estar ahí y se desmoronaron, eso no fue tan malo, aprendiste, y que no te haga un tropiezo que tú escatimes tu afecto a tus padres, a tu familia, a tus amigos. Da siempre lo mejor de ti a los que te necesitan, porque has sido muy afortunada, has sido escogida, porque muchas pero muchas personas, nunca han sentido afecto.

Así que podemos comenzar a ser afectuosos, si se nos dificulta, pues poco a poquito, ahora saludo en la mañana al que barre la banqueta, en el súper al que ayuda con las bolsas, al vigilante, al vecino y ahí nos vamos, al rato ya ni trabajo nos dará y eso sí, sin pensarlo estaremos más felices, además lo que das, se regresa como un boomerang.

Al final ¿Qué perdemos? Nada y eso sí, tenemos mucho que ganar. Yo por lo pronto les mando un fuerte abrazo, mi cariño y afecto a todos, pero en especial a mis lectores, que se toman la molestia de leerme y a veces hacérmelo saber, me dan su afecto y les digo gracias, muchas gracias. ///

[email protected]