Opinión

¿Díaz de León renuncia a Banxico?

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Por  Darío Celis Estrada

Alejandro Díaz León.(Cuartoscuro)

Alejandro Díaz León. | Cuartoscuro

No se equivoque: Arturo Herrera y Rogelio Ramírez de la O son como el agua y el aceite. No hay ni empatía ni respeto profesional. Al menos el segundo no se lo concede al primero.

El abrupto cambio que anunció Andrés Manuel López Obrador este miércoles denota que se hizo bajo apuración, atropellando tiempos y personas. Eso de que los mercados estaban preocupados no es verdad.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El primer embestido es el propio Herrera. A partir de julio se va quedar en el limbo cinco meses, a menos que presionen a Alejandro Díaz de León para que renuncie antes del 31 de diciembre a Banco de México.

Leer más: ¡Tláhuac: también ganó el narco, amigo de AMLO!

Por supuesto que una vez que Ramírez de la O asuma Hacienda quedará totalmente fuera de esa dependencia. ¿Asesorará a su relevo?, impensable; ¿asesorará a AMLO?, si no lo hizo antes, menos ahora.

El gran activo de Ramírez de la O es que el presidente sí le hace caso. Una encomienda que va tener es devolverle a los mercados e inversionistas la certidumbre en la política energética.

Llama la atención que el anuncio de su llegada al gabinete se dio tras la visita de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, que vino a abogar por las energías limpias y la transición energética.

También, cuando se habla de la posible salida de Rocío Nahle de la Secretaría de Energía para irse a dirigir Morena. El arribo de Ramírez de la O viene a reivindicar el ala técnica y moderada del gobierno de la 4T.

Se fortalece todavía más el Consejero Jurídico de la Presidencia, Julio Scherer; el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y el Coordinador de Asesores de la Presidencia, Lázaro Cárdenas Batel.

Por el contrario: se debilitan los rudos y los más ideologizados como la propia Nahle, Manuel Bartlett, Octavio Romero y la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.

De hecho se empieza a hablar cada vez con más insistencia de que antes de que termine el 2021 se irán de Pemex y CFE Romero y Bartlett. Para la petrolera se mencionan ya dos posibles nombres.

El primero es el propio Cárdenas Batel y el segundo el consejero independiente Juan José Paullada, un profesional de larga experiencia en el sector hacendario y que tiene línea directa con Ramírez de la O.

En 2006, cuando AMLO daba por hecho que había ganado las elecciones a Felipe Calderón, dos cercanos fueron a buscar al entonces presidente de la Bolsa Mexicana de Valores, Guillermo Prieto.

El domingo de esas elecciones armaron “un cuarto de guerra” para salir a contactar a los principales banqueros del mundo, operadores internacionales de fondos y grandes inversionistas.

El objetivo era salir inmediatamente a cantar la victoria del tabasqueño y calmar a los mercados. Esos dos operadores eran Rogelio Ramírez de la O y Alfonso Romo.

LA PRETENDIDA ADQUISICIÓN de Sí Vale por parte de Sodexo, que comanda Carlos Ferrer, no va ser fácil. La petición a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) se va empalmar con un posible relevo de Alejandra Palacios de la presidencia. Ya ve la presión de la 4T sobre los organismos autónomos. Esto podría demorar el ya de por si difícil escenario que enfrenta Sodexo, que tendrá que justificar una adquisición que les dejaría una concentración de mercado superior al 53% en sus negocios de vales de despensa y combustible. Otro desafío será sortear la denuncia de bloqueo que se sabe prepara Efectivale, que lleva Pedro Kuri, uno de los más fuertes competidores globales en el negocio de combustible. Al mismo tiempo el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), que preside Adolfo Cuevas, prepara una petición a la Cofece para que se le turne el expediente, pues Sí Vale y Sodexo operan aplicaciones móviles que utilizan más de 7 millones de usuarios en México para contratar productos financieros, despensa, combustible, seguros y pagos, lo que dejaría la materia de autorización en manos del regulador de las telecomunicaciones.

FORMA ES FONDO. La reunión de ayer de Andrés Manuel López Obrador con los principales empresarios del país aglutinados en el Consejo Mexicano de Negocios, demostró que todo sigue exactamente igual, pese a los resultados de las elecciones del 6 de junio, la reconformación del Congreso y el fin del primera etapa del sexenio. El presidente en su postura de ser él y solo él el epicentro político, y sus interlocutores forzados a acudir a un llamado donde el mensaje es el mismo. Uno hubiera esperado que el tabasqueño se hiciera acompañar, por ejemplo, del flamante secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O. Pero no. Ya de perdida por Tatiana Clouthier (lo que eso pudiera significar). En la reunión con los Danieles Servitjes, los Carlos Slims Domits, los Claudios X. González, los Agustines Coppeles, los Emilios Azcárragas, los Comes Torrados, etcétera, un presidente con su misma narrativa. Solo en el podio. Ya ni siquiera Alfonso Romo se involucró en la organización.

Leer más: AMLO, populista y ortodoxo

HAY UN MARCADO favoritismo del IMSS hacia el grupo Ensayos y Tamizajes. Esta participa con varias empresas, pero el mismo domicilio fiscal, en la licitación del IMSS que ya incluye la tecnología nacional de la empresa de José María Gutiérrez con el fin de conseguir ventaja desde el interior. Las fechas de aclaraciones para los participantes se han diferido desde el 23 de abril y hasta la fecha en cinco ocasiones. Dicha extensión parece favorecer a las empresas mencionadas con el fin de llegar a un acuerdo ventajoso. El fallo está programado para el próximo 17 de junio y sólo queda ver si hay voluntad de las huestes de Zoé Robledo para detener tal maquinación, que además deja la salud de la niñez en manos de proveedores que manipularon precios en el estudio de mercado para que aparecieran en las bases de la licitación como opciones B y C.

QUIEN SE PERFILA para asumir la dirección general del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) es Alfredo Rendón. Se trata del director adjunto de ese organismo que hasta hace una semana tenía a su cargo Juan Lozano. Rendón es una funcionario civil de carrera con muchos años dentro de ese organismo, por lo que su ascenso sería un paso natural y meritorio. Por lo que se refiere a Lozano le informé que está en negociaciones para incorporarse a la Asociación de Bancos de México. No será la dirección general, sino una dirección de asesoría a la presidencia que encabeza Daniel Becker.

Síguenos en

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo