Opinión

Duro Felguera en la mira de la CFE

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Por  Darío Celis Estrada

La CFE es de las empresas más endeudadas de México y se le viene otro problema cortesía de la española Duro Felguera, de José María Orihuela.

Esta firma está apuntadísima para entrar en las licitaciones que el gobierno de la Cuarta Transformación alista para cinco nuevas plantas de ciclo combinado.

Pero hay expectación en los contratos que tiene o en los que podría participar ante las pérdidas financieras que arrastra y que la han orillado a reducir costos y riesgos.

Tan solo el mes pasado la firma hispana cerró sus oficinas en Madrid y apenas ayer concretó la desinversión de su terminal de hidrocarburos en Cartagena, Colombia.

Ante posibles incumplimientos ya se revisan los contratos que la compañía de marras y su similar, en este caso Elecnor, tienen vigentes con la CFE.

Es el caso de la construcción de la Central de Ciclo Combinado Empalme II, en Sonora, proyecto por el que recibieron 396.9 millones de dólares.

El contrato fue signado en 2015, pese a que hubo tres propuestas más económicas. Isolux y The Israel Electric promovieron una inconformidad contra el fallo de la licitación.

Y es que ese consorcio había presentado una propuesta 19 millones de dólares más baja que la de Duro Felguera y Elecnor. Pero los contratos no son del todo transparentes.

En Compranet sólo aparece un acuerdo para Duro Felguera, el CO-PA-009/03, por el que recibió 12 millones 300 mil dólares para labores en la Petroquímica Pajaritos.

Pero ha firmado otros convenios, como el de 2001 para la ingeniería a detalle, procura y construcción de la ampliación de la Planta Derivados Clorados III, que explotó en 2016.

Y si hacemos memoria, en 2008 la entonces diputada perredista Gloria Rasgado exigió a Pemex un informe al argumentar que la inversión ahí fue de 115 millones de dólares.

Tales recursos se pagaron a Duro Felguera mediante un contrato por demás ventajoso, el cual la empresa incumplió en cuanto a la producción y capacitación.

A su vez Elecnor, que lleva Rafael de Bustamante Vega, también está en la mira de las autoridades, pues en México ha obtenido al menos una veintena de contratos.

UNA PRUEBA DE fuego se cierne sobre el gobierno de la 4AT. El próximo mes la misma CFE publicará las bases de licitación de un contrato que oscilará entre 2 mil y 6 mil millones de pesos. Se trata de la Red Eléctrica Inteligente (REI). Desde hace dos años el área de Transmisión, a cargo de Noé Peña, la viene trabajando. Va ser un desafío porque enfrentará dos gigantes con sus respectivas plataformas. Por un lado la estadounidense Cisco, que preside Chuck Robbins, y por otro la china Huawei, de Ren Zhengfei. La primera ha sido el proveedor histórico, pero la segunda posee la tecnología más adelantada y ofrece mayores economías. Vamos a ver si Andrés Manuel López Obrador se atreve a abrir los negocios a los chinos, más allá de los amagues de Donald Trump.

NO HAY FECHA definida para que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) retome la discusión de las tarifas On-Net/Off-Net, proyecto que tiene el ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz-Mena. Es el tema que compete a América Móvil de Carlos Slim Domit, AT&T que capitanea Laurent Therivel y Telefónica-Movistar que encabeza Carlos Morales. Lo que sí resolvió el mismo miércoles la Segunda Sala fue negarle a Carso de Carlos Slim Helú e Inbursa de Marco Antonio Slim Domit el amparo para desligarse del Agente Económico Preponderante.

PEMEX FUE MECENAS de las firmas de auditoría globales. Participaron alegremente en múltiples transacciones durante la gestión de Emilio Lozoya. Otra operación anómala fue la sociedad de la petrolera con Hibrobenz, de Paul y William Karam, y Trafigura, de Jeremy Weir, para importar, almacenar y transportar petrolíferos desde la península de Yucatán. Esta sociedad la gestionó Froylán Gracia y fue totalmente desventajosa para Pemex. Por contrato Deloitte, Ernst & Young, PricewaterHouse Coopers y KPMG eran los únicos despachos que podían auditar los estados financieros.

HABLANDO DE KPMG, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales sí va imponer una multa a esa firma de consultoría que preside Víctor Esquivel. Entre noviembre del año pasado y enero de este 2019 estuvieron expuestos a terceros no autorizados cientos de registros fiscales de 41 clientes de KPMG. Se comprometieron datos sensibles de empresas como Profuturo-GNP de Alberto Bailleres, Aeroméxico de Eduardo Tricio, Hospitales Ángeles de Olegario Vázquez Aldir y FarmaCon de FEMSA de José Antonio Fernández Carvajal.

OTRA LICITACIÓN QUE se le está complicando al nuevo gobierno es el tan llevado y traido Tren Maya. El Fonatur, que dirige Rogelio Jiménez Pons, había convocado para hoy a un junta de aclaraciones para dar respuesta a todas las dudas que manifestaron los 42 interesados. Sin embargo la reunión se pospuso ¡un mes! Se emplazó para el próximo 15 de julio. Y es que como en el Aeropuerto de Santa Lucía y la refinería de Dos Bocas, se carece de estudios básicos que permitan a los tiradores estructurar una oferta. En este caso un ejemplo básico: ¿qué ancho va tener el derecho de vía?

EXACTAMENTE LO MISMO está sucediendo con la compra consolidada de medicamentos e insumos para la salud. ¿Sabe cuántas preguntas tienen que contestar las secretarías de Salud y de Hacienda que manejan respectivamente Jorge Alcocer y Carlos Urzúa? Casi 5 mil, lo que hace casi imposible que hoy por la tarde se pueda reanudar la junta de aclaraciones que se tuvo que posponer tres veces esta semana. Se ve cuesta arriba que se pueda cumplir el calendario que planteó la Oficial Mayor, Raquel Buenrostro, en el sentido de que en la primer semana de julio iniciaría la distribución.