Opinión

Hospital Federico Gómez a capilla

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Por  Darío Celis Estrada

Trabajadores de salud afuera del hospital infantil pidiendo vacunas.(Especial)

Trabajadores de salud afuera del hospital infantil pidiendo vacunas. | Especial

Los señalamientos que Andrés Manuel López Obrador ha realizado, por posible corrupción de los directivos del Hospital Infantil de México Federico Gómez, podrían resultar verdaderos, incluso la plena responsabilidad de estos en el desabasto de medicamentos oncológicos.

Y los datos que, en un escenario pocas veces visto, estarían por brindarle la razón al presidente, vienen de la institución que se ha posicionado en estos días como uno de los principales enemigos de la 4T: la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

De acuerdo con la Auditoría de Cumplimiento Financiero 177-DS, el Hospital Federico Gómez sí estaría desapareciendo lotes de medicamentos destinados al tratamiento de niños con cáncer, los cuales, se presume, son enviados al denominado mercado negro.

Leer más: ¡Con AMLO regresa el crimen de empresarios!

En específico, en la revisión de la cuenta pública 2019 los sabuesos de David Colmenares encontraron un faltante en el registro de medicamentos como temozolomida, dexrazoxano, asparaginasa y metotrexato, este último precisamente uno de los fármacos que fue catalogado como en desabasto.

Aunque el importe total de esos fármacos ascendió a 6.6 millones de pesos, se tiene la sospecha de que la desaparición de esos insumos podría ser mucho mayor, pues las irregularidades que se lograron acreditar corresponden únicamente a los fármacos para los que sí se emitió una receta, pero nunca llegaron a suministrarse o a formar parte de un expediente médico.

Como dato, de las mil 182 prescripciones revisadas por la ASF, 286 no fueron autorizadas conforme el catálogo de firmas para el retiro de los medicamentos, por lo que estos insumos también pudieron ser sustraídos de manera irregular.

Cabe destacar que, a diferencia de otros institutos del sector salud, el Hospital Federico Gómez no realizó en 2019 las gestiones para participar en las compras consolidadas de medicamentos oncológicos, por lo que, también como lo señaló en su momento López Obrador, mantuvo contacto directo con sus proveedores de antaño.

A todo esto habrá que sumarle que el nosocomio opera con personal irregular; es decir, de 676 expedientes laborales revisados, 608 no cumplieron con los requisitos; que 72 trabajadores no cumplieron con las especificaciones de su puesto, y que 44 de ellos no tienen títulos profesionales identificados en el Registro Nacional de Profesionistas.

Para este caso la Auditoría de Cumplimiento Financiero determinó un posible daño al erario público por 41.5 millones de pesos, en los que se incluyen también irregularidades por el pago de horas y turnos extras no autorizados por la Secretaría de Hacienda, de Arturo Herrera.

El asunto cae como anillo al dedo al presidente López Obrador, quien hace más de un año había anunciado precisamente una investigación contra el director general del Hospital, Jaime Nieto Zermeño, por el desabasto que derivó en un bloqueo de padres de familia en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Al mismo tiempo estos resultados podrían ser utilizados como una justificación para el desastre que las farmacéuticas prevén en la compra de la UNOPS, y que le hemos venido relatando puntualmente en este espacio.

AYER EL DIRECTOR de Pemex, Octavio Romero, reveló que Vitol ofreció un pago de 30 millones de dólares para resarcir actos de corrupción a funcionarios de la petrolera por la obtención de contratos en pasados gobiernos. El caso de este gigante suizo es interesante. Obtuvo millonarios ingresos vendiendo gas natural y combustibles a la CFE y a Pemex en las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. En el caso de Pemex, con apoyo de funcionarios de dos de sus filiales, PMI Comercio Internacional y Mexgas. Vitol desembarcó en México hacia la segunda mitad del sexenio de Calderón, tras de que Glencore, otro trader multinacional que gozaba de una relación preponderante de negocios aquí, rompiera relaciones con la CFE. Aunque la acusación de diciembre pasado del Departamento de Justicia de Estados Unidos contra Vitol es por actos que se dieron principalmente en los regímenes de Calderón y Peña, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tampoco se escapa. De hecho, Romero clasificó como “secreto comercial” los contratos, algunos firmados ya en su administración. Hay un hilo que lo deja mal parado. Se trata de su cercanía con José Esteban Esponda Hernández, quien fungió como asesor de la dirección general de Pemex Exploración y Producción y que ahora es miembro del Consejo de Administración de Vitol México, que dirige Luis Roca. Ayer López Obrador se pronunció porque el caso se transparente y Vitol dé a conocer los nombres de los funcionarios a los que corrompió.

PUES CON LA novedad de que el Juez 24 de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia de la CDMX, negó este martes a Grupo Prisa la nulidad e inexistencia de las asambleas de accionistas de Radiópolis. El consorcio español que comanda Manuel Mirat había solicitado ciertas medidas cautelares consistentes precisamente en que la autoridad judicial decretara de manera anticipada y provisional, pero vigentes durante tanto tiempo como duraran tales juicios. Es decir, la estrategia era presentar escritos para retardar por años cualquier acto de justicia. Como Prisa no logró presionar al Juez 24 para que resolviera el fondo del asunto, quiso desistirse de la instancia de los juicios con posteridad a que Grupo Coral, de Carlos Cabal, fuera notificada de las resoluciones judiciales referidas para así buscar otro juzgado más a modo.

Leer más: Es seductor cuando quiere 

BUEN DEBATE SOBRE equidad de género dieron ayer Patricia Faci presidenta de Canifarma, Cecilia Bravo líder de la ANAFAM e Irma Egoavil mandamás de la AMIIF, durante el foro “Mujeres que abren caminos en la industria farmacéutica”. Coincidieron en que la brecha de oportunidades laborales entre hombres y mujeres aún es amplia y con costos económicos y sociales. Los sueldos no se equiparan cuando tienen las mismas responsabilidades, existe constante discriminación y las empresas carecen de políticas internas que fomenten la inclusión y un trato igualitario. Para muestra un botón: AMIIF cuenta con 39 empresas asociadas y solo cinco son dirigidas por una mujer. Revelaron que, de acuerdo con estudios de la Organización Internacional del Trabajo, la productividad de las compañías aumenta hasta 30% con mujeres al mando.

LA CFE ALISTA para hoy el fallo del que será su licitación de tecnología más importante de 2021. Se trata de la contratación de los servicios de call center para todo el país, encajada en la licitación pública internacional bajo tratados de libre comercio para la “Contratación de solución integral plataforma 071”. Hablamos de un contrato por más de mil millones de pesos dividido en cuatro partidas. En la partida 1 pasaron Telmex que dirige Héctor Slim, Ho1a que comanda Enrique Yamuni y Bestel que lleva Ramón García. En la partida 2 solamente RETO, de Enrique Toscano. En la partida 3 únicamente Telmex. Y en la partida 4 Ho1a y Telmex.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo