Opinión

Inician españoles “remapeo” y “desamortización” de negocios

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Por  Darío Celis Estrada

Ahora, lo mismo de Madrid a Santander, que de Bilbao a Barcelona, los principales capitanes de empresas españolas se hacen una pregunta: ¿qué hacer en México con Andrés Manuel López Obrador?

Dos grandes sectores de negocios están “remapeando” sus intereses en el país porque cada vez con más virulencia están siendo empujados por el tabasqueño a “desamortizar” sus inversiones locales.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Por un lado el sector energético en general y sus dos principales actores en lo particular: Iberdrola, el principal productor privado de electricidad, y Acciona, el segundo generador de energías renovables.

Y por otro el sector financiero, con énfasis en la banca y específicamente en los dos grandes grupos: el BBVA, principal banco del país, y Santander, el tercero del sistema.

Estas cuatro empresas ya no podrán hacer los mismos negocios a que estaban acostumbrados en los últimos 18 años ni ha llevarse casi íntegramente a España las lucrativas utilidades que solo levantaban aquí.

Cada grupo está reaccionando de forma distinta: Iberdrola, que capitanea José Ignacio Sánchez Galán, ya le contestó al presidente que si no le interesan sus inversiones, pues qué pena.

El principal proveedor de servicios de España ya empezó a evaluar desinversiones en México, pero no todo, porque, paradójicamente, ya es más una compañía norteamericana que hispana.

La facturación de Avangrid Renewables ya pesa más en el balance financiero que la de Iberdrola misma y con el estatus de empresa de Estados Unidos harán valer sus intereses en el contexto del T-MEC.

La madrileña Acciona, que preside José Manuel Entrecanales, también inició el “remapeo” de sus intereses en México, al que provee 30% de la energía renovable que se genera en el país.

México es el segundo territorio del mundo para Acciona en potencia total instalada y el primero de potencia en construcción, tanto en energía fotovoltaica como en energía eólica.

El fin de las subastas eléctricas y la imposición de la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional, canceló definitivamente su crecimiento.

En la banca no se vive una situación diferente para los españoles: el anterior CEO del BBVA, Francisco González, aportó recursos en la campaña presidencial para evitar que López Obrador ganara.

Eso lo tiene claro el de Macuspana y es una situación muy incómoda para el banco que preside aquí Jaime Serra, que se ha negado a dejar en México buena parte del 44% que el país aporta en su balance total.

BBVA México, que dirige Eduardo Osuna, puede llevarse una desagradable sorpresa en el inicio de 2021, cuando la 4T lo llame a cuentas sobre la salida de sus ganancias en este atribulado 2020.

El tema de la “desamortización”, que no es otra cosa que sacar del balance activos, también lo tiene claro Ana Botín y el Banco Santander, que a diferencia del BBVA, sí accedió a dejar en México sus utilidades.

La batalla que AMLO decidió emprender contra los negocios españoles cada grupo lo está asimilando y procesando de distinta forma. Lo que es un hecho es que ya no nos pueden mirar como una colonia.

OTRA EMPRESA ESPAÑOLA que no está entendiendo los mensajes de la 4T es Telefónica, que preside José María Álvarez-Pallete. La compañía está embarcada en recuperar el terreno perdido en la región creando su división Hispanoamérica, la cual está abriendo a nuevos inversionistas y con la inteción, incluso, de lanzar una OPA. Pero mientras eso sucede, Telefónica-Movistar, que dirige Camilo Aya, devuelve el espectro al Estado mexicano y se asocia encubiertamente con AT&T, que preside aquí Mónica Aspe, desconociendo acuerdos preestablecidos. Uno es el conocido de Spica Telecom con la que tiene un contrato para impulsar la telefonía rural. Esta firma de William Nazaret ha invertido cerca de 60 millones de dólares desde 2016 en la instalación de 273 radiobases de 2 mil que consta su plan de negocios. Spica lleva el servicio a medio millón de personas que viven en 600 ciudades menores a los 2 mil 500 habitantes en 10 estados, mercado que está en riesgo de perderse por el cambio de estrategia de Telefónica, que contraviene los objetivos del gobierno de la 4T de conectar las zonas más incomunicadas.

AMAURY VERGARA ESTÁ logrando mantener a raya a Angélica Fuentes en el juicio testamentario sobre la sucesión de Jorge Vergara. Y es que éste habría designado en su testamento una tutora para sus dos hijas procreadas con Fuentes. Así, el juez de Guadalajara está teniendo ya por representadas a las niñas, pero no por conducto de su madre, sino de la tutora, hermana de Vergara. Con ello la familia intentaría que Fuentes no tenga acceso al expediente y podría tomar una posición de gran fuerza en los litigios. Las leyes establecen que cuando hay menores de edad en una sucesión, tienen que estar debidamente representadas y el juez debe tener especial cuidado de sus derechos, tanto a la manutención como patrimoniales. En este caso las niñas están representadas por su tía, Gabriela Vergara Madrigal, quien actuaría en su nombre en lugar de su madre. También ya se nombró como albacea de la sucesión el empresario Francisco Borrego, hermano del exconsejero de la Judicatura Federal, Felipe Borrego, y del exgobernador de Zacatecas, Genaro Borrego.

LA SORPRESA LA dio ayer Alstom, que se disculpó con el Sistema de Transporte Colectivo y no entró a la licitación para modernizar y rehabilitar la Línea 1 del Metro. La firma que preside Henri Poupart-Lafarge tuvo la intención de entrar con Bombardier y TSO, pero al final se hizo a un lado. Las que sí entregaron posturas fueron la española CAF, que dirige Andrés Arizkorreta, y el China Railway Construction Corporation, que preside Zhuang Shangbiao, que se alió con el CRRC Zhuzhou Locomotive. El primero va con financiamiento de BlackRock, que comanda Larry Fink, y AINDA, de Oscar de Buen y Manuel Rodríguez, y el segundo con el China Construction Bank Corporation. El organismo que dirige Florencia Serranía terminó en la madrugada el análisis de las ofertas. El fallo está programado para el próximo 27 de noviembre.

GRUPO HOTELERO SANTA Fe, que comanda Francisco Zínser Cieslik, ve en este complicado entorno financiero oportunidad para crecer. Por ello corre un periodo para levantar 500 millones de pesos entre sus inversionistas, incluido los accionistas Nexxus de Arturo Saval, Walton Street Capital de Federico Martín del Campo y el desarrollador Jorge Pérez, de Related Group. El 4 de noviembre concluye la suscripción de derechos. Hotel es la única que ha podido mantener su Ebitda acumulado de enero a septiembre en positivo, lo cual habla del trabajo operativo para optimizar el negocio. Maneja 28 hoteles con casi 7 mil habitaciones de las marcas Krystal, Chartwell, Marriott, Accord, Hilton y Hyatt.

ES PROBABLE QUE la próxima semana haya una tercera reunión entre Grupo Coral, de Miguel Alemán Magnani, y Grupo Prisa, que preside Manuel Mirat. La última francamante para olvidarse. Los hispanos empeñados en comprar el 50% de su contraparte pero no ven cómo. Vamos, ni siquiera tienen claro los números financieros de Radiópolis. Por lo demás la ventas de la cadena, como todos los negocios afectados por la crisis del COVID-19, muy por debajo de las expectativas. La empresa que dirige Francisco Cabañas esperaba un Ebitda de 200 millones de pesos para este año y en lo que va del mismo registra apenas 9 millones.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo