Opinión

Los zombies del SAT y Aduanas

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Por  Darío Celis Estrada

En el SAT se vive una auténtica guerra que podría derivar en la próxima salida del administrador general de las aduanas, Ricardo Peralta, y la llegada de Rodolfo Torres Herrera.

Torres no es ningún neófito. Fue Administrador Central de Contabilidad y Glosa en el gobierno de Felipe Calderón. Pero aún más: antes fue secretario particular de José Guzmán Montalvo.

Como secretario de Hacienda de Vicente Fox, Francisco Gil puso en aduanas a Montalvo. A Torres se le achaca, por lo menos, omisiones en el escándalo del empresario chino Zhenli Ye Gong.

Torres se ha reunido por lo menos un par de veces con Margarita Ríos-Farjat. Los encuentros ha sido en el mismo SAT. Alfonso Romo, el Jefe de la Oficina de la Presidencia, lo recomendó.

El posible aterrizaje de Torres sacudió al equipo de Carlos Urzúa. Jorge Ramírez Mazlum, el administrador general de Recursos y Servicios, es el que opera como golpeador del secretario.

Ambos le quieren cerrar el paso a Romo y a Ríos-Farjat en su intención de colocar a Torres en Aduanas. Lo vinculan a actos de corrupción a él y a su ex jefe, Montalvo. Quieren a un militar en Aduanas.

Ramírez fue el artífice de las caídas de los administradores de las aduanas del aeropuerto de la CDMX, Manzanillo y Pantaco, Henry Rodríguez, Margarito Martín y Erwin Lindirman, respectivamente.

Los funcionarios, al igual que el ya ex Administrador Central de Operaciones, Arnoldo Rentería, han venido mengüando la posición de Peralta, que no es gente ni de Romo ni de Urzúa.

Pero Ramírez Mazlum, que algunos ven como discípulo de Urzúa, también tiene un flanco vulnerable. Hace dos años le estalló el caso del Servicio de Nube Híbrida Administrada (SENHA).

Fue una licitación muy cuestionada por la Secretaría de la Función Pública que no obstante ello Ramírez avaló en favor de la alemana T-Systems. El contrato fue por mil 432 millones de pesos.

Pasar encima del Órgano Interno de Control (OIC) ayudó a salir más que bien librado al entonces director general de Comunicaciones y Tecnologías de Información, Luis Fernando Cadena.

Hubo intentos por revertir el fallo pero la entonces titular del OIC, Norma Osorio, hizo caso omiso a las denuncias. Hoy esta mujer fue rescatada por Ramírez Mazlum dentro del SAT.

Ambos, al igual que Cadena, trabajaron en el gobierno del estado de México con Enrique Peña, en concreto en el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios.

¿Dejarán pasar a Rodolfo Torres?

CONCLUYÓ LA ETAPA escrita o “postulatoria” del arbitraje que desde hace más de un año sostienen bajo los lineamientos de la Corte Internacional de Comercio el gobierno y un consorcio privado por daños y perjuicios hasta por 500 millones de dólares por el fallido proyecto de la hidroeléctrica Chicoasén II. Se estima que en julio podría haber un fallo. En un lado está la CFE, de Manuel Bartlett, y en el otro los contratistas Grupo Omega de Jorge Melgarejo, CAABSA de Luis y Mauricio Amodío y la china Sinohydro.

POR CIERTO QUE otros afectados en sus honorarios con la política de austeridad republicana son los despachos de abogados corporativos que asesoran colocaciones de deuda, arbitrajes o litigios del gobierno. Apunte a Cleary Gottlieb de Michael Gerstenzang, Baker Botts de Andrew M. Baker, White & Case de Hugh Verrier, Paul Hastings de Seth M. Zachary, Shearman & Sterling de David Beveridge, Hogan Lovells de Steve Immlet, Jones Day de Stephen J. Brogan y Chadbourne & Parke de Andrew Giaccia, entre otros.

EL VISITADOR DE Grupo Almos, Sergio Hermida, va empezar a preparar el convenio de quiebra de esa compañía de Daniel Shamosh. En su momento fue el principal distribuidor de pescados y mariscos frescos de Walmart, Soriana, Chedraui y La Comer. Está en concurso mercantil desde septiembre por un pasivo cercano a los 3 mil millones de pesos con 14 acreedores. Inbursa, de Carlos Slim, se opuso a lograr una reestructura. También Vector, de Alfonso Romo.

VAYA PRESIÓN de las organizaciones de pacientes con VIH para que el gobierno de la 4T compre solo productos innovadores. Stendhal, que dirige Rodrigo Ruiz, y que acaba de perder la licitación de Censida frente a Sandoz, de Marcelo Belapolsky, está cabildeando para acotar a sus competidores de genéricos. Un afectado va ser Ultra Laboratorios, de Miguel Ángel García, que se llevó una de las tres claves pasadas, y Landstainer, la de Miguel Granados. 

EL CONSEJO DE Administración de Planfía se está disolviendo como medida precautoria a las demandas penales que vienen. Bancrea, de Ernesto López Clariond, ya emplazó a Oscar Barajas, uno de los tres consejeros propietarios que forman parte de la Asociación Nacional de Distribuidores Chrysler. Juan Manuel Diez y Gil Sverling, los otros dos, van a renunciar. Planfía va en ruta de convertirse en el Ficrea de la 4T porque hay recursos del público involucrado.

GERARDO RUIZ ESPARZA, el exsecretario de Comunicaciones y Transportes, rechazó que tenga relación contractual con Jaguar Ingenieros. Afirma que tampoco con ninguna otra empresa del sector. Jaguar, de Moisés Zecua, fue inhabilitada la semana pasada por falsear documentación. En el sexenio pasado se le adjudicó la construcción de la torre de control de nuevo aeropuerto de Texcoco.

LUFTHANSA, QUE DIRIGE Felipe Bonifatti, volará todo el año a Cancún. Desde el 2015 la aerolínea alemana arriba al aeropuerto de Asur, que maneja Adolfo Castro, pero solo entre diciembre y marzo. Ahora cubrirá el resto con tres vuelos semanales desde Frankfurt en aviones Airbus A340-300 con capacidad para 279 pasajeros.