Opinión

Pemex y CFE a concurso mercantil

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Por  Darío Celis Estrada

Las reestructuras financieras de Pemex y la CFE, cuyos pasivos ascienden a 107 mil millones y 60 mil millones de dólares, en cada caso, podrían pasar por encima de acreedores y contratistas.

Ayer alertamos de la reforma a la Ley de Concursos Mercantiles que los senadores aprobaron apenas el martes, como parte de la nueva Ley Nacional de Extinción de Dominio.

Los legisladores del PRI, PAN y PRD no se dieron cuenta de esta bola rápida que les lanzó el morenista Ricardo Monreal: Pemex y CFE ahora pueden declararse en concurso mercantil.

Hasta antes de este cambio, que pasó totalmente desapercibido, no podían ser sujetas de concurso por ser empresas productivas del Estado que llevan a cabo un mandato constitucional.

Los artículos 26 y 27 de la Carta Magna definen las actividades de las firmas dirigidas por Octavio Romero y Manuel Bartlett y su eventual liquidación requeriría pasar por el Congreso.

Por la opacidad con que se manejó la enmienda y su aprobación fast-track, se colige la posibilidad de que la 4T quiere liquidar parte de Pemex y CFE para que el gobierno reasuma esos bienes.

Bienes que son de la nación y que a través del mismo gobierno se administren sus activos para hacerse de mayores recursos económicos, dejando a los acreedores la liquidación en quiebra.

Pemex y CFE tienen subsidiarias que abonan a su abultada deuda, cuyos pasivos laborales y financieros pueden pasar, con esta reforma, a los acreedores, léase bancos, bonistas y proveedores.

La inclusión de las dos grandes paraestatales a un esquema de concurso mercantil es una señal preocupante, porque pone en duda el respeto que el gobierno de la 4T tiene de sus compromisos.

El que ambas instituciones se declaren insolventes daría pie a fuga de capitales y devaluación del peso, lo que no se quiere, de ahí que otra lectura sea “o negociamos o ya puedo llevarlas a concurso”.

Es el as bajo la manga de los directores financieros tanto de Pemex, Alberto Velázquez, como de la CFE, José Antonio Rojas.

EN EL PLEITO que libran los constructores de ductos con la CFE, el más comprometido es IEnova por el monto en disputa, unos 899 millones de dólares. Las huestes de Manuel Bartlett no renunciarán tan fácil a la reintegración de esos recursos. Le decía que ya ficharon a un par de abogados del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM como asesores y eventuales árbitros en la demanda interpuesta en la Corte Internacional de Arbitraje de Londres. IEnova, que encabeza Carlos Ruiz Sacristán, contrató a Hogan Lovells, el influyente bufete también inglés que defendió a los tenedores de bonos del fallido aeropuerto de Texcoco. Luis Enrique Graham, todo un experto en arbitraje, lidera la defensa. El abogado de parte de la misma compañía que dirige Tania Ortiz es el no menos afamado Claus von Wobeser.

NO PIERDA DE vista el nombramiento que está a punto de darse al interior del Servicio de Administración Tributaria (SAT). Se trata de la llegada de Renato Sales Heredia a la Administración General de Evaluación, un área que estaba destinada a fusionarse para para generar ahorros. La traía Jorge Ramírez Mazlum, a la sazón titular de la Administración General de Recursos y Servicios. Sales fue Comisionado Nacional de Seguridad hasta noviembre del año pasado. Antes de colaborar en el gobierno de Enrique Peña fue procurador general de Justicia de su natal Campeche. Dicen que el puesto en el SAT le queda chico y que más bien sería transitorio y con miras a relevar a la titular, Margarita Ríos-Farjat. No lo descarte.

GICSA DIO DE baja esta semana que hoy termina a 380 colaboradores, principalmente de las áreas de arquitectura y construcción. Estamos hablando de aproximadamente el 20% de la plantilla de este influyente grupo desarrollador que comandan Elías y Abraham Cababié. Es producto de la decisión de la jefa de gobierno de la CDMX de suspender los proyectos y someterlos a revisión, política que le decíamos ayer podría relajar muy pronto Claudia Sheinbaum tras la comida que sostuvo con socios de la ADI, de Enrique Téllez, hace unos días. Urge ya el retiro del veto.

EL ESCÁNDALO DE espionaje en el que está envuelto el BBVA en España dio un giro importante en la semana. La Audiencia Nacional Española y el juez que investiga el caso imputaron a varios directivos y exdirectivos de la institución que preside Carlos Torres Vila. Uno es Javier Malagón Navas, responsable de control y finanzas. Este hombre fungió durante cinco años como director general de Finanzas en Bancomer, entre el 2011 y 2016. El último año en que Ignacio Deschamps comandó el banco, los tres primeros años de Vicente Rodero y el primero de Eduardo Osuna.

ALGO FALLÓ EN la organización del “informe” de los primeros siete meses de gobierno que dio el lunes Andrés Manuel López Obrador. Y es que la primera fila reservada para los grandes capitanes de empresas lució prácticamente vacía. Por ahí se veían los lugares no ocupados por Roberto Hernández, Alfredo Harp, Germán Larrea, María Asunción Aramburuzabala e incluso Daniel Chávez y Miguel Alemán Magnani, estos dos últimos integrantes del Consejo Asesor Empresarial de AMLO. ¿Declinaron, cancelaron de última hora o no llegaron a tiempo?

MARINSA OBTUVO LA certificación del Programa de Institucionalización y Gobierno Corporativo para la Emisión en la Bolsa Mexicana de Valores del Bancomext. Es el paso previo para listarse. La firma de servicios petroleros de José Luis Zavala va acceder al mercado de capitales. Lo asesora para tal fin EY, que lleva Francisco Alvarez. También KPMG de Víctor Esquivel y Actinver de Héctor Madero, que va ser su agente colocador. Ya logró una precalificación de Fitch Ratings, de Carlos Fiorillo.

DONDE TAMPOCO ACABAN los problemas es el IMSS, que fue encomendado a Zoé Robledo. Acaba de presentar su renuncia la directora de Finanzas, Gisela Morales González. Nos dicen que tiró la toalla porque no estuvo dispuesta a seguir solapando la ineptitud de Flavio Cienfuegos, el director de Administración. Morales era parte del equipo de Germán Martínez, quien por diferencias con la Oficial Mayor de Hacienda, Raquel Buenrostro, dejó la dirección general.

NO LO COMENTE mucho, pero el gobierno de la Cuarta Transformación prepara ya el golpe final contra el todavía líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Carlos Romero Deschamps. A Palacio Nacional llegó ya un grueso expediente del manejo de cuentas y bienes que posee el exsenador priísta. Dicen que su caso está a punto de judicializarse.