Opinión

Rompen coto en arrendamiento de autos

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Por  Darío Celis Estrada

El gobierno de la 4T mantiene en suspenso el primer gran contrato de arrendamiento de vehículos, un rubro que en el sexenio de Enrique Peña repartió una bolsa de 15 mil millones de pesos.

Fue posible, le decíamos ayer, gracias a un Contrato Marco que diseñó en 2011 la administración de Felipe Calderón y que en el gobierno anterior se adhirieron todas las dependencias federales.

Pero ahora la Secretaría de Hacienda lo va desaparecer, asunto que ha generado inquietud al interior de la Asociación Mexicana de Arrendadoras de Vehículos, que preside David Madrigal.

Al igual que el esquema de distribución de medicinas, la Oficial Mayor, Raquel Buenrostro, lo va eliminar para romper con vicios del pasado y generar una competencia más abierta.

La compra de 700 camiones rabones y cien tractocamiones se hará bajo un esquema de Licitación Abierta Internacional que garantice precios más bajos y ahorros al erario.

Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), que dirige Ignacio Ovalle, los utilizará para el transporte de leche, abarrotes y granos, todo dentro de un sistema de distribución de alimentos.

Este sistema comprende 30 almacenes centrales, 290 almacenes rurales, 27 mil tiendas rurales, 10 plantas industriales de leche, 9 mil lecherías y más de 900 centros de acopio de maíz y frijol.

El contrato ronda los 2 mil millones de pesos y para asegurar el equilibrio y transparencia ya se trabaja la posibilidad de incorporar al concurso licitatorio el modelo de pre-bases y pre-convocatoria.

El mencionado modelo podría extender hasta dos meses más los tiempos programados para la firma del contrato, toda vez que implicaría solicitar presupuestos de servicio a los jugadores.

Apunte entre estos arrendadores a Casanova de Joaquín Echenique, Integra de Angel Mieres, Jet Van de Cuauhtémoc Velázquez y Lumo de Luis Montaño.

Pero también a otras empresas, como Solar de Heriberto Salinas, TAD de Carlos Bayo, Eclipse de Gonzalo Pérezcano y Autofin de Juan Antonio Hernández.

PARECE QUE POR fin los laboratorios extranjeros dieron un manotazo por las formas en que el gobierno de la 4T quiere comprar medicinas e insumos para la salud. Trascendió que la AMIIF, que agrupa a las farmacéuticas internacionales, se acaba de reunir con Alfonso Romo. Al jefe de la Oficina de la Presidencia le manifestaron su inconformidad de que la Secretaría de Hacienda haya convocado a una licitación abierta internacional que permite la entrada a fabricantes con los que México no tiene relaciones comerciales. Firmas como Pfizer de Rodrigo Puga, Eli Lily de Carlos Baños, Johnson & Johnson de Alex Gorsky, AbbVie de John Guerrero y Merck Sharp & Dohme de Christian Holmer son estadounidenses que abogan por respeto a los tratados comerciales. Ayer, por lo pronto, la misma Raquel Buenrostro tuvo que suspender una junta de aclaraciones de la compra consolidada porque no pudo desahogar todas las preguntas.

POR CIERTO QUE la instancia que sigue en mora por medicamentos es el Issste. La administración que encabeza Luis Antonio Ramírez no da la mínima señal de avanzar en una solución con la red de distribuidores que tanto critica el presidente Andrés Manuel López Obrador. El instituto debe a fabricantes cerca de 15 mil millones de pesos. No paga, pero eso sí ya se alista a pedir vía la compra consolidada más insumos. Sería bueno que el director de Administración, Pedro Zenteno, empezara a liquidar cuentas.

EL HOTEL MARÍA Isabel Sheraton está a la venta. Starwood, que preside Thomas B. Mangas, quiere 400 millones de dólares. Abarca toda la manzana de avenida Reforma y las calles de Río Tiber, Río Volga y Río Danubio, frente al Ángel de la Independencia. El área del predio suma 11 mil 560 metros cuadrados y una capacidad construible de 92 niveles por polígono de actuación. El hotel tiene 756 habitaciones, 74 suites y 77 metros de altura. Se terminó de construir en 1962. Jones Lang LaSalle, de Pedro Azcué, es el broker.

NADIE DUDA QUE que Interjet, de Miguel Alemán, requiere urgentemente una reestructura financiera. Sus pasivosascienden a unos 25 mil millones de pesos y la reciente inyección de tres mil millones del crédito que les dio Bancomext, que dirige Eugenio Nájera, no va ser suficiente. Los bancos de inversión han sondeado ayudarlos pero todos se topan con la muralla que es el abogado Javier Mondragón. Apunte a FTI, Credit Suisse, Alvarez & Marsal, BofA-Merrill Lynch, Lazard, Rothschild, UBS, Alix Partners y Evercore.

MARCO TULIO VENEGAS acaba de salir del bufete Von Wobeser & Sierra. Se trata de toda una autoridad en arbitraje y litigio. Vamos, puede decirse que fue quien instituyó y consolidó esa práctica en esa firma. Vaya pérdida para Claus von Wobeser y Diego Sierra. Venegas asesoró a empresas como Grupo Modelo cuando la dirigía Carlos Fernández en su pleito con Anheuser Busch, y a los consorcios Comproca y COMMISA, donde los socios eran Siemens y KBR, respectivamente, contra Pemex en tiempos de Emilio Lozoya.

ADEMÁS DE DELOITTE, PricewaterHouse Coopers y Mijares Angoitia Cortés y Fuentes, las autoridades van a llamar a exfuncionarios y exconsejeros de Pemex y de PMI Internacional que fue el vehículo de compras de Agronitrogenados, Fertinal, la venta de las acciones de Repsol y la compra de dos floteles. Apunte a Juan Carlos Carrera, Marco de la Peña, Carlos Treviño, Manuel Galán, Lourdes Melgar, Guillermo García Alcocer, Carlos Roa, Edgar Torres, Teresa Fernández, Vicente Corta y hasta Alejandro Díaz de León.

AYER FUE LA Reunión Nacional de Consejeros Regionales del BBVA. Andrés Manuel López Obrador declinó la invitación. El banco no es del agrado del tabasqueño. Hace un año lo invitaron a ese evento y los mismos consejeros se horrorizaron de lo que planteó como plataforma. No estaban equivocados. El punto es que el mandatario no ha accedido a recibir a su CEO, Carlos Torres Vila, con todo y que el nuevo presidente de su filial es Jaime Serra, mentor del secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, y del subsecretario, Arturo Herrera.