Opinión

El desaseado Tren Maya

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Por  Darío Celis Estrada

A Andrés Manuel López Obrador le comen las ansias por salir a la calle a proseguir con su eterna campaña electoral. El acto público que ya tiene en la mira es el banderazo para la construcción del Tren Maya.

Su proyecto insignia, que defiende contra viento y marea, está plagado de irregularidades en cuanto a la forma en que se han venido asignando los tres primeros de los cinco tramos que lo componen.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

El más reciente fue el Tramo 3, que fue adjudicado de última hora y después de muchas maromas, a Indi de Manuel Muñozcano. Ya había hasta un acta de fallo a favor de CAABSA de Luis y Mauricio Amodío.

Estos últimos presentaron la oferta económica más baja, 8 mil 418 millones de pesos, contra 8 mil 787 millones. Los “técnicos” del Fonatur cambiaron la metodología del puntaje para que no ganaran.

Tan desaseada fue esta última licitación que la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos para América Latina y el Caribe, aunque avaló el fallo, no firmó la tercera y última acta final.

Se supone que Rogelio Jiménez Pons, director del Fonatur, es el encargado, pero no. El gran operador se llama Manuel Santiago, director de una cosa llamada Gestión Estratégica y Enlace Institucional.

Este personaje se apoya en Ricardo Cetina, subdirector del Tren Maya. El primero fue director de Obras y el segundo director de Planeación del entonces gobierno del DF, cuando López estaba a la cabeza.

El contratista ganador de los segundos pisos del tabasqueño fue Muñozcano, obra que encomendó coordinar a Claudia Sheinbaum, quien a la postre resultó ser la mecenas de Indi.

Basta ver que en lo que va de su gobierno les asignó el Cablebús, el distribuidor vial de Xochimilco y el Trolebús elevado, que en el papel ganó Idinsa, de Víctor Ortiz, pero atrás de ellos, nuevamente Indi.

Agregue además a nivel federal el contrato que la Administradora Portuaria Integral de Salina Cruz les entregó también por adjudicación directa de las escolleras de ese puerto, parte del Tren Transísmico.

Santiago y Cetina también tuvieron de jefe en Tlalpan a Carlos Imaz y volverían a encontrarse en 2016 en esa misma delegación con Sheibaum, ex esposa de aquél. Hoy reaparecen en el Tren Maya.

En el Tramo 1 también hubo irregularidades, como permitir que tres consorcios llevaran al mismo socio. El asunto sería menor, de no ser porque el que ganó, Mota-Engil, incurrió precisamente en esa falta.

Hubo quejas que no se materializaron en una inconformidad formal: GIA de Hipólito Gerard y La Peninsular de Carlos Hank Rohn. El segundo daba por hecho que ganaba y ya mejor no entró al Tramo 3.

Mota-Engil se asoció con el China Construction Communication, GIA con el China Railway Construction y Grupo Rubio con el China Railway International. A los tres los controla el régimen de Xi Jimping.

Aún así el Fonatur asignó al grupo portugués que preside aquí José Miguel, contraviniendo una jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia y violando la Ley de Competencia Económica.

AHORA FUE EL Juzgado Quinto de Monclova el que negó la petición de otro Concurso Mercantil. También fue el viernes, exactamente una semana después que la jueza María Concepción Martín Argumosa de la CDMX negara el de Interjet, de Miguel Alemán Magnani. Nos referimos a la solicitud que hizo un acreedor de Minera Carbonífera Río Escondido, mejor conocida como Micare, subsidiaria de Grupo Acerero del Norte de Alonso Ancira y Xavier Autrey. Aquí le hemos venido contando la crisis financiera de su principal empresa, AHMSA, que dirige Luis Zamudio, que no pudo ser adquirida ni por Techint de Paolo Rocca ni por Villacero de Julio Villarreal. Micare pidió medidas cautelares sobre todo para evitar que la CFE deje de comprarles carbón. Y es que la empresa que dirige Manuel Bartlett ya les redujo de 125 mil a 90 mil toneladas del insumo al mes.

LA QUE ESQUIVÓ el concurso mercantil fue Idesa, de José Luis Uriegas. Tras semanas que jaloneos el viernes cerró un refinanciamiento con intercambio de notas del 2013 por nuevas a un plazo al 2026. Apunte 300 millones de dólares, más un nuevo crédito de Inbursa para redocumentar un préstamo del mismo banco de Carlos Slim. Actinver de Héctor Madero actuó como agente y Deutsche Bank de Juan Oberhauser como depositario. Idesa estuvo representada en Estados Unidos por Cleary Gottlieb de Richard Cooper, Rothschild comandada por Daniel Nicolaievsky y Victor Leclercq y por Alfonso Castro de Del Castillo y Castro. El comité ad-hoc de tenedores de notas lo encabezó Paul Hastings, de Michael Fitzgerald y Pedro Jimenez, y en México por el abogado Alejandro Sainz, de Cervantes Sainz.

AEROMÉXICO TIENE EN caja cerca de mil millones de dólares para hacer frente a la crisis del Covid-19. El equipo de Andrés Conesa es otra que está revisando el nuevo paradigma financiero que tiene enfrente. Apenas en marzo colocó un bono de 400 millones de dólares con vencimiento en 2025. Agregue otra inyección de 100 millones de dólares que apenas anunció la semana pasada de su socio PLM Premier. Antes la aerolínea de Eduardo Tricio y Valentín Diez Morodo fue indeminizado con más de 100 millones de dólares por Boeing por los 737 MAX que tiene en tierra. Es precisamente con la arrendadora del fabricante que preside David Calhoun donde están centradas las negociaciones de reestructuración. White & Case, que aquí lleva Ismael Reyes Retana, en asesor legal.

GRUPO MÉXICO RECHAZÓ que adeude impuestos al SAT. “Nuestra empresa paga impuestos puntualmente”, dice la carta firmada por Héctor Villarreal, subdirector de Comunicación Corporativa y ex Subsecretario de Normatividad y Medios de Gobernación en el sexenio de Felipe Calderón. A menos que se haya puesto al corriente, aparecía con una deuda de 11 mil millones de pesos. Sobre la declaración de bancarrota de Cinemex USA, se aclaró que es un negocio personal de Germán Larrea. La cadena de cines que lleva Rogelio Vélez pidió a empleados en México bajarse 50% el sueldo y renunciar a algunas prestaciones laborales.

SOBRE EL MISMO comportamiento de las grandes empresas en esta crisis, se están viralizando en redes cartas que Femsa envió a los arrendadores de locales de sus tiendas OXXO. El grupo de José Antonio Fernández Carvajal, más que solicitar descuento de 50% en las rentas, la ordena. El año pasado la cadena que depende de Eduardo Padilla abrió mil 331 puntos, para llegar a 19 mil 330: una cada 6 horas. Esa división vendió el año pasado 184 mil 810 millones de pesos. Los OXXO han estado abiertos todo el tiempo de la pandemia. A ver si los regios no son de los que cayeron de la gracia de Andrés Manuel López Obrador.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo