Opinión

Microsoft mata la austeridad republicana

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Por  Darío Celis Estrada

El hackeo en Pemex aún no concluye. Están tratando de recuperar computadoras sin perder información. El daño aún no es cuantificable y tardarán algunas semanas en tener dictamenes.

Participan en la remediación firmas nacionales y extranjeras, quienes determinarán lo que realmente sucedió y cómo lograron burlar los sistemas de seguridad tecnológica.

Pero al parecer, según fuentes de la Secretaría de Energía que encabeza Rocío Nahle, Pemex no renovó los contratos de licencia para pagos de anti-virus de todos sus servidores a Microsoft.

Hablamos de aproximadamente 2 mil servidores, la mayoría de Intel. La empresa de Bill Gates tenía el contrato, pero desde diciembre la petrolera a cargo de Octavio Romero dejó de pagarles.

Era un negocio de 14 millones de dólares el que tenía la filial a cargo de Enrique Perezyera. Fue adjudicado en junio del año pasado, todavía bajo la gestión de Carlos Treviño. Era por tres años.

Por los servidores, un área sensible y que se quedó totalmente desguardada desde hace 11 meses, entró el ransomware, un código malicioso que ya atacó a otras empresas en Estados Unidos.

De hecho, en México un virus similar afectó hace unos meses a Megacable, la de Enrique Yamuni. Y en Estados Unidos golpeó a hospitales y dependencias de gobiernos locales, como Texas.

El no haber pagado las licencias propició una desactualización del virus, que alguien de adentro “hospedó” en algún servidor y de ahí se espació al parque informático de la ex paraestatal.

Se calcula que Petróleos Mexicanos posee alrededor de 60 mil máquinas, tanto a nivel corporativo en su torre de Marina Nacional, como en múltiples oficinas fuera de la Ciudad de México.

La mayoría de esos equipos están infectados y apagados, porque si se encienden el virus se activa, encripta la información y genera otra contraseña que solo el hacker posee.

No hay sistema SAP para pagar a proveedores y otra área sensible igualmente afectada es el sistema Scada, que da seguimiento en tiempo real al flujo de hidrocarburos en los ductos.

Esta plataforma se ancla en un centro de datos y monitoreo que sigue en tiempo real el movimiento de las gasolinas por el sistema de ductos. Al estar suspendida abre un flanco al huachicol.

También hay reportes de baja operatividad en plataformas de extracción en la Sonda de Campeche. Ayer, por ejemplo, se intentó sin éxito reactivar la red de la plataforma Ku H.

LOS DOS PRINCIPALES proyectos de infraestructura, de los 15 que adelantaron este miércoles el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, y el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar, son del rubro de refinación petrolera. Se trata de la terminación de la coquizadora de la refinería de Tula, Hidalgo, y la rehabilitación de la coquizadora de Cadereyta, en Nuevo León. El primero implica una inversión de 40 mil millones de pesos por parte de ICA-Fluor, que dirige Juan Carlos Santos. El segundo supone otra inversión de 17 mil millones, donde nuevamente aparece la constructora que preside Bernardo Quintana, solo que en sociedad con Avanzia, que encabeza Francisco Gil Díaz, subsidiaria de la española ACS de Florentino Pérez. El 26 de noviembre se van a presentar.

LA OFICIAL MAYOR de la Secretaría de Hacienda, Raquel Buenrostro, va que vuela para convertirse en la mecenas de los laboratorios… internacionales. O como prefiera verlo: la enterradora de las farmaceúticas mexicanas que no acepten tirarse el piso en sus precios. La funcionaria fue a Argentina a comprar 26 mil 939 dósis de medicamentos para combatir el cáncer. Se trató de ciclofosfamida, vincristina y metotrexato, que les vendió el Laboratorio Kemex. Los que están que no los calienta el sol son a los de Psicofarma, de Efrén Ocampo, a los que recurrió originalmente el gobierno de la 4T para surtirse. Sin embargo al final Buenrostro y sus pupilos decidieron comprar fuera, igual que en el caso de la francesa Mylan en detrimento de la tapatía Pisa, de Alfonso Álvarez Bermejillo.

POR CIERTO QUE hoy la Secretaría de Salud, que maneja Jorge Alcocer, junto con la susodicha Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda, dan el banderazo de salida a la compra consolidada para el 2020. Este día publica el proyecto de convocatoria, el cual estará a disposición de todos los actores para comentarios. El 2 de diciembre habrá una sesión para atender los comentarios. Al siguiente día se publica la convocatoria. El 6 de diciembre es la junta de aclarciones. El 13 la presentación y apertura de ofertas. El 16 la evaluación de documentación legal, administrativa, técnica y económica. Y el 18 de diciembre es el fallo.

UNA ACLARACIÓN. LA empresa que ganó los seguros de la flota de aeronaves de la Secretaría de la Defensa Nacional, que comanda Luis Crescencio Sandoval, no fue SUMMA. Se trató de TBS, que maneja Alejandro Serrano. El fronting lo hizo Seguros Atlas, que dirige Sergio Carballo, intermediaria que efectivamente acabó con tres años de gestión de Seguros Inbursa, la de Marco Antonio Slim Domit. El contrato fue por exactamente 974 millones de pesos y compitieron además Banorte de Carlos Hank González y GMX de José Luis Llamosas. La póliza ampara 225 aviones, 124 helicópteros y 21 drones. Le ofrecemos uns disculpa a SUMMA.

JUAN SILANES ES quien desde hace 40 años se encargó de los antivenenos en Grupo Silanes. Después de dejar Labs Silanes en el 2012 se dedicó a desarrollar esas sustancias para distintas regiones del mundo y está teniendo éxito en Africa, Medio Oriente y Europa. A causa del insuficiente abasto de estos productos en México, decidió volver a entrar al mercado nacional a través de Inosan/Veteria y es por eso que sometió hace ya varios meses sus registros ante la Cofepris, de José Novelo, los cuales no han sido otorgados. Ni Lab Silanes ni Birmex, que dirige Carlos Rello, han logrado cubrir el 50% del desabasto del suero antialacrán y 70% del antiserpiente.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo