Selecciona tu región
Opinión

SCT adjudica hoy APP carreteros por 24 mil mdp

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Por Darío Celis Estrada

-

JORGE ARGANIS, EL secretario de Comunicaciones y Transportes, y su subsecretario de Infraestructura, Jorge Nuño, tienen una papa caliente que deberán resolver a finales de mes. Se trata de la asignación del puente atirantado del Tramo 3 del tren interurbano México-Toluca, valorado en alrededor de mil millones de pesos. El jueves a la media noche, como límite, entraron siete propuestas. Pero en realidad la pelea se va centrar entre dos consorcios: el de ICA que dirige Guadalupe Phillips y cuyo accionista principal es el financiero David Martínez, y el de Contratista General de América Latina.

El primero, que lleva de aliado a IDINSA de Víctor Ortiz, empresa también con buena entrada en la 4T y en el gobierno de la CdMX de Claudia Sheinbaum, ofertó 989 millones 910 mil pesos. La dupla ICA-IDINSA, que desde ahora se ve como la gran favorita para llevarse el puente atirantado, son de los principales contratistas de la refinería de Dos Bocas de Pemex, en Tabasco. Contratista General de América Latina, que encabeza Hilario Orozco, puso en la mesa 845 millones 861 mil pesos. Aglutina a Ideurban del desaparecido David Serur, Jaguar de Moisés Zecua y Alfa Proveedores de José Abed. Alfa recién entregó en tiempo y precio el Cablebús de Iztapalapa, Ideurban proyectó los primeros segundos pisos del Periférico en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y Jaguar es otra constructora con un buen backlog de proyectos estatales y federales.

Otro tirador es GAMI, la constructora de Manuel Muñozcano, que ofreció 984 millones 781 mil pesos, también muy fuerte en la 4T con contratos como el Tramo 3 del Tren Maya, el Cablebús de Cuautepec a Indios Verdes, el rompe olas de Salina Cruz y el segundo piso de Xochimilco. Considere también a CAABSA de Luis y Mauricio Amodío con OHL, que planteó 939 millones 975 mil pesos. Desarrolladores del tramo de Lerma a Santa Fé del mismo tren México-Toluca, que se les asignó en el gobierno de Miguel Ángel Mancera y que aún no se concluye. Otro consorcio que se registró es el de La Peninsular de Carlos Hank Rhon y la española Acciona de José Manuel Entrecanales, con una postura de mil 559 millones 833 mil pesos, muy por arriba de todas.

Las otras dos ofertas son de Citcocomex de Andrés Álvarez por 587 millones 592 mil pesos, y de Constructora Moyeda de Arturo Moyeda por mil 58 millones 706 mil pesos. Todas las ofertas no incluyen IVA y el fallo está programado para el próximo 30 de septiembre. El jaloneo en la SCT por inclinar la balanza con una perspectiva política o puramente técnica está a la orden del día.

Y YA QUE nos referimos a ICA, no, la empresa dirigida por Guadalupe Phillips no se bajó de la licitación del Puente Nichupté de Cancún, como le reportamos aquí el viernes. La constructora fue la que presentó la primera oferta no solicitada al gobierno de Quintana Roo, que encabeza Carlos Joaquín. Quien sí le podemos confirmar que ya no entró al proyecto es Banobras, que capitanea Jorge Mendoza. Vía el Fondo Nacional de Infraestructura a cargo de Sergio Forte iba a aportar una subvención de dos mil millones de pesos. Su retiro complica a todos la estructura financiera. Además de ICA presentarán propuestas CICSA de Carlos Slim, INDI de Manuel Muñozcano, Tradeco de Federico Martínez y Mota-Engil de José Miguel Bejos. El gobierno del estado recibe las ofertas en la primera semana de octubre. El puente tendrá un costo de cuatro mil 675 millones de pesos y una longitud de 8.5 kilómetros, saliendo de Plaza Las Américas y llegando a la altura del Centro Comercial Kukulkán. Servirá para desahogar el tráfico de la zona hotelera.

ESTA SEMANA VA ser clave para que los tenedores de los certificados bursátiles de GIA+A otorguen su consentimiento para que dé a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, que comanda Rosa Icela Rodríguez, el descuento de 15% por la operación del penal de Miahuatlán, Oaxaca. La intención es llegar a la asamblea del próximo 21 de septiembre con una posición uniforme. Le decía que los principales tomadores del papel son las afores Siglo XXI que lleva David Razú y Sura que maneja Emilio Bertrán, amén del Infonavit que dirige Carlos Martínez. GIA+A, de Hipólito Gerard, colocó cinco mil millones de pesos. El quid de la discusión girará en torno a no modificar la estructura del fideicomiso que se encuentra en Invex, de Juan Guichard.

HABLANDO DE AFORES, Fibra Plus le metió presión a sus tenedores institucionales como Profuturo que comanda Arturo García, Coppel que lleva Mauricio Alarcón y Azteca que capitanea Tonatiuh Rodríguez, tras lanzar la semana pasada su oferta pública de compra de Fibra HD. Una novedad fue que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que preside Juan Pablo Graf, autorizó al fideicomiso de Gustavo Tomé un periodo preferente, en el que si todos los tenedores entregan una carta de aceptación les pagan un factor de intercambio preferente de 2.60 títulos de Fibra HD por uno de Fibra Plus. El punto es que el ofrecimiento sigue ignorando la opinión de los banqueros de la fibra de Javier Lomelín, que argumentan que no es un valor justo de mercado.

RECIÉN LE INFORMÉ que Demar Instaladora y Constructora, de Dennis Chow, entró a concurso mercantil. El proveedor de servicios petroleros fue demandado por uno de sus acreedores. Pemex, que dirige Octavio Romero, la está ahorcando, pues le debe alrededor de tres mil millones de pesos. El Instituto Federal de Especialistas en Concursos Mercantiles, a cargo de Edgar Bonilla, ya le había asignado un visitador. Era Adolfo Gonazaga, quien ya fue sustituido por Sergio Hermida, quien también es el conciliador de Evya, de Fausto Miranda, otro proveedor de Pemex igualmente en desgracia financiera. El abogado que asesora en el concurso tanto a Demar como a Evya es Luis Palomino. Otros proveedores de Pemex golpeados son Marinsa y Grupo R.

POR EL CONTRARIO, los que apuestan por Pemex y los proyectos de la 4T en materia petrolera son los de Grupo Industrial Durandco, que capitanean al alimón Juan y Alfredo Reynoso. Acaban de botar hace unos días en Asturias, España, el buque multipropósito Blue Eagle, una embarcación FPSO (unidad flotante de producción, almacenaje y descarga de petróleo) que dará servicio a la empresa productiva del Estado a cargo de Octavio Romero en aguas profundas del Golfo de México. En el financiamiento para su construcción participaron fondos especializados en el sector energético de Europa, amén de algunas instituciones financieras. Una mexicana es Unifin, de Rodrigo Lebois y Fernando Chico Pardo. La inversión de Blue Marine no fue menor a los 200 millones de dólares.

TAMBIÉN LE PLATIQUÉ del concurso mercantil que Engecap, la arrendadora de Juan Pablo Loperena, le demandó a Grupo Escato. Esta compañía se dedica a realizar escenografías corporativas, digitales, temporales y para eventos. Es muy reconocida en el medio. La cuestión fue que se embarcó en un megaproyecto multimillonario de un centro operativo en Lerma, Estado de México, en el que invirtió cerca de 80 millones de dólares y después sobrevino el golpe de la pandemia de Covid-19. La empresa de Gabriel Gadsden arrastra pasivos cercanos a los mil millones de pesos. Amén de Engecap apunte al BBVA de Eduardo Osuna. Es el principal acreedor bancario de Escato, que afortunadamente entró como proveedor del nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA). 

Leer más: ¡El peso presidencial contra El Universal!

A PROPÓSITO DEL megaproyecto insignia de Andrés Manuel López Obrador, la Defensa Nacional va asignar un contrato de dos mil 300 millones de pesos de equipamiento de cómputo y comunicaciones, que incluye servidores, computadoras, ruteadores y switches. Se dividió en cinco partidas y están participando Apollo Communications que dirige Belinda Quijano, Telmex que encabeza Héctor Slim Seade, Thales México que conduce Nadia González, Ikusi de México que maneja Iñaki Máiz y Total Play Telecomunicaciones que comanda Eduardo Kuri. El general Gustavo Vallejo, responsable del AIFA, encomendó esa licitación a Rodrigo Vásquez Colmenares, quien fuera el director de la Agencia Federal de Aviación Civil. Ahora es su asesor estrella.

Síguenos en