Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

De Congreso de Sinaloa

Por: Rigoberto Ocampo

El Congreso de Sinaloa se instalará el 1° de octubre. Ahí se verá en acción a Morena, hasta ahora con 27 diputados (con coaligados). Ha trascendido, de fuentes altamente confiables, que podrían alinear con Morena diputados de otros partidos. También, siguen las impugnaciones, en tribunales, de la distribución de plurinominales. A partir del fallo definitivo, se sabrá cómo quedará finalmente la Cámara de Diputados de Sinaloa. Lo indiscutible es que Morena (con coaligados y alineaciones) tendrá mayoría. Al menos relativa: 50% más un diputado. Es una escena política inédita en el estado. Un gobernador con una cámara con mayoría de oposición. Durante todo el régimen autoritario y la transición democrática, los gobernadores tuvieron mayoría en el Congreso local.

Durante el sexenio de Mario López Valdez esa mayoría se construía con alineaciones partidistas y concertaciones con los partidos que lo postularon y opositores. La pluralidad partidista de la composición del gobierno malovista le permitió esa intermediación política durante todo su sexenio. 

Tres momentos marcarán el futuro de Sinaloa: Uno, el Congreso federal dominado completamente por Morena, coaligados y alineados. Dos, el próximo 1° de octubre, un congreso local con mayoría de oposición. Y, finalmente, el 1° de diciembre cuándo Andres Manuel López Obrador (AMLO) rinda protesta como Presidente de la República. Después de esos tres momentos, el gobierno priista de Sinaloa tendrá uno de sus mayores retos políticos. 

En ese escenario político será fundamental la intermediación política del gobernador Quirino Ordaz Coppel y su equipo de gobierno. La primera prueba será el presupuesto federal 2019, que se apruebe, y luego, el que vote el Congreso de Sinaloa. En Morena están coordinando a los diputados locales de las entidades. Las líneas de acción política están en diversos puntos, pero ninguno está sin atención de los diversos polos de poder que confluyen en AMLO.

DE ÓRGANOS DE GOBIERNO 2018-2021
La primera decisión de la nueva legislatura sinaloense será nombrar los órganos de gobierno del Congreso local. La Mesa Directiva, de acuerdo con la Ley Orgánica del Congreso de Sinaloa (LOCS) vigente, puede ser reelecta. La conforman 7 diputados y para “su integración se observará la composición plural del Congreso…”, y, “serán electos por el voto nominal de las dos terceras partes del total de los diputados que integran la Legislatura” (Artículo 36 LOCS). Es decir, las siete posiciones se repartirán de acuerdo al porcentaje de diputados por fracción parlamentaria. Luego, la Junta de Coordinación Política (Jucopo), que “estará integrada por los Coordinadores de cada uno de los Grupos Parlamentarios, quienes tendrán voz y voto. El Presidente de la Mesa Directiva, los diputados que no integren grupo parlamentario y el Secretario General, asistirán con voz, pero sin voto.” (Artículo 55 LOCS). 

Por otro lado, la presidencia de la Jucopo será ejercida por: “El Coordinador del Grupo Parlamentario cuyo partido político cuente por sí mismo con la mayoría absoluta de los integrantes del Congreso, presidirá la Junta de Coordinación Política durante los tres años de ejercicio constitucional de la  Legislatura. Se entiende por mayoría absoluta, la mitad más uno del total de los diputados que integran el Congreso.” (Artículo 57 LOCS).

DE CONTROL LEGISLATIVO: JUCOPO
Un punto importante a destacar en la operación de este órgano de gobierno es que la Jucopo: “Adoptará las decisiones mediante el sistema de voto ponderado, en el cual los respectivos coordinadores representarán tantos votos como integrantes tenga su grupo parlamentario” (Artículo 56 LOCS). Es decir, con mayoría en la Cámara de Diputados, Morena tendría siempre la mayoría en las votaciones de la Jucopo. Además, de que presidiría la Mesa Directiva, los tres años, el diputado y partido coaligado que decida, pues al tener 27 diputados o más, tendría los votos necesarios para aprobar esos nombramientos. 

La importancia de la Jucopo basta con retratarla en dos de sus atribuciones: (1) “Establecer el programa legislativo de los periodos de sesiones, el calendario para su desahogo, la integración básica de del orden del día de cada sesión, así como las formas que seguirán los debates, discusiones y deliberaciones, todo ello en coordinación con la Mesa Directiva” (Fracción IV, Artículo 58). (2) “Presentar a la Mesa Directiva, a la Diputación Permanente y al Pleno, proyectos de puntos de acuerdo, pronunciamientos y declaraciones que entrañen una posición política del Congreso” (Fracción V, Artículo 58).

Es decir, nada se aprobará, siquiera se pondrá en el orden del día, si la Jucopo, con mayoría calificada de Morena y sus aliados, no lo aprueba. Todo será unilateral. La necesidad de negociación tendrá que venir del poder ejecutivo, del gobierno del estado.

PÁRRAFOS: DE RIESGO POLÍTICO
Ante la mayoría arrasadora de Morena en la Cámara de diputados de Sinaloa queda un escenario de un gobierno estatal sin mayoría en el legislativo local. A menos que hubiera una sentencia del tribunal federal electoral que cambiará sustancialmente esa composición. El PRI, en la segunda legislatura del gobernador Quirino Ordaz Coppel, tendrá el 20% del Congreso local. Aún menos que el 37% que tuvo Peña Nieto (sumando diputados del PRI y PVEM), en su primera legislatura como gobernador del Estado de México en 2006. En la segunda tuvo el 56%. Desde esa mayoría forjó un liderazgo político del que llegó sin contestación a la candidatura presidencial del PRI en 2012. En Sinaloa, en 2018, la reducida representación legislativa del PRI puede llevar a un riego de inmovilidad en el gobierno estatal. Ese debe ser uno de los principales puntos de análisis en Sinaloa.