Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

De acumulación originaria

LECTURAS

La clásica obra de Carlos Marx, El Capital, en su Tomo I, en el Capítulo XXIV, "La llamada acumulación originaria", tienen esta introducción:

"Hemos visto cómo se convierte el dinero en capital, cómo sale de éste la plusvalía y de la plusvalía más capital. Sin embargo, la acumulación de capital presupone la plusvalía; la plusvalía, la producción capitalista, y ésta, la existencia en manos de los productores de mercancías de grandes masas de capital y fuerza de trabajo. Todo este proceso parece moverse dentro de un círculo vicioso, del que sólo podemos salir dando por supuesto una acumulación «originaria» anterior a la acumulación capitalista («previous accumulation», la denomina Adam Smith), una acumulación que no es fruto del régimen capitalista de producción, sino punto de partida de él.

Esta acumulación originaria viene a desempeñar en la Economía política más o menos el mismo papel que desempeña en la teología el pecado original. Adán mordió la manzana y con ello el pecado se extendió a toda la humanidad. Los orígenes de la primitiva acumulación pretenden explicarse relatándolos como una anécdota del pasado. En tiempos muy remotos —se nos dice—, había, de una parte, una élite trabajadora, inteligente y sobre todo ahorrativa, y de la otra, un tropel de descamisados, haraganes, que derrochaban cuanto tenían y aún más. Es cierto que la leyenda del pecado original teológico nos dice cómo el hombre fue condenado a ganar el pan con el sudor de su rostro; pero la historia del pecado original económico nos revela por qué hay gente que no necesita sudar para comer. No importa. Así se explica que mientras los primeros acumulaban riqueza, los segundos acabaron por no tener ya nada que vender más que su pelleja..."

DE CHORREANDO SANGRE

Después de un análisis minucioso, Marx presenta como, finalmente, surge el capital: "Tantae molis erat el dar suelta a las «leyes naturales y eternas» del modo de producción capitalista, el consumar el proceso de divorcio entre los obreros y las condiciones de trabajo, el transformar, en uno de los polos, los medios sociales de producción y de vida en capital, y en el polo contrario la masa del pueblo en obreros asalariados, en «pobres trabajadores» libres, este producto artificial de la historia moderna [*]. Si el dinero, según Augier [**], «nace con manchas naturales de sangre en un carrillo», el capital viene al mundo chorreando sangre y lodo por todos los poros, desde los pies hasta la cabeza [***]."

La nota final del párrafo [***] es por demás esclarecedora:

"«El capital» (dice el Quarterly Reviewer) «huye de los tumultos y las riñas y es tímido por naturaleza. Esto es verdad, pero no toda la verdad. El capital tiene horror a la ausencia de ganancias o a la ganancia demasiado pequeña, como la naturaleza al vacío. Conforme aumenta la ganancia, el capital se envalentona. Asegúresele un 10 por 100 y acudirá a donde sea; un 20 por 100, y se sentirá ya animado; con un 50 por 100, positivamente temerario; al 100 por 100, es capaz de saltar por encima de todas las leyes humanas; el 300 por 100, y no hay crimen a que no se arriesgue, aunque arrostre el patíbulo. Si el tumulto y las riñas suponen ganancia, allí estará el capital encizañándolas. Prueba: el contrabando y el comercio de esclavos». (T. J. Dunning. Trade-Unions, etc., pp. 35, 36)".

PÁRRAFOS: DE SINALOA HOY Y GARCÍA MÁRQUEZ

Cómo se describiría, clasificaría y explicaría hoy, en Sinaloa, la acumulación originaria. Entendiendo por hoy después de la segunda mitad del siglo pasado. Con el inició de la acumulación capitalista tanto en el sector primario (agricultura, ganadería y pesca), como en el sector de servicios (turismo y exportación de la producción de los sectores agrícolas). ¿De donde vino la acumulación originaria en Sinaloa? ¿Cuáles han sido las vías para la aparición de ese capital que "viene al mundo chorreando sangre y lodo por todos los poros, desde los pies hasta la cabeza" en las tierras y costas sinaloenses? Es tiempo de homenajes a García Márquez, va una aproximación de realismo mágico: Viene de la lluvia de margaritas en un área arbolada de la sierra sinaloense, quizá, sólo quizá, de ahí vino el capital originario. Cuando llego el hielo a Sinaloa, ¿con él llego la acumulación originaria? En fin, Macondo, pude ser un lugar de la sierra sinaloense, tan latinoamericana como cualquier rincón de la sierra colombiana, en donde alguna vez, en algún año del siglo pasado, ha trascendido, llegaron a juntarse colombianos y sinaloenses para iniciar un comercio de alcaloides ilegales a las ciudades norteamericanas. Total, si no hay repuestas, y más de uno anda esperando a su gallo, mientras un dedo de oro arranca carcajadas, queda la del Coronel: "La mujer se desesperó. «Y mientras tanto qué comemos», preguntó, y agarró al coronel por el cuello de franela. Lo sacudió con energía. -Dime, qué comemos. El coronel necesitó setenta y cinco años -los setenta y cinco años de su vida, minuto a minuto- para llegar a ese instante. Se sintió puro, explícito, invencible, en el momento de responder: -Mierda".

[email protected]