Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

De interés nacional

BAJO LA LUPA

México no es un exportador de futbolistas. Quizá por ello le prestamos demasiada atención a lo que hacen en el extranjero aquellos que emigran o les dedican páginas enteras en los diarios y mucha saliva en las emisiones radiofónicas o televisivas para informar del interés, muchas veces ni siquiera cierto, de tal o cuál club europeo por algún elemento nacido en suelo patrio.

Particularmente me divierte escuchar, sobre todo los lunes, la siguiente información: Héctor Moreno jugó los 90 minutos con el Espanyol; Héctor Herrera y Diego Reyes no fueron convocados por el Porto; Gio salió de cambio y Aquino se quedó en la banca; al "Chicharito" le siguen tirando mala onda en el Manchester y por eso no juega y así, todos los etcéteras que usted guste y mande.

Yo creo que si en Argentina, Uruguay o Brasil se dedicaran a dar cuenta pormenorizada de lo que hacen todos los jugadores que militan en el extranjero, se echarían toda la semana y en un descuido, omitirían a algunos.

Ahora la moda es tratar de "colocar", como si a los medios de comunicación les tocara una "mochada" o alguna comisión, a los mexicanos que andan sin equipo o que en algún momento sonaron para jugar en el "viejo continente".

El caso más actual es el de Alan Pulido, quien de plano ya rompió con su actual club, los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, pese a tener un contrato vigente y, envalentonado, agarró sus triques y se fue a Grecia para arreglar su incorporación al Olimpiakos, referente importante de la liga helénica.

Considero que Alan está mal asesorado y no tendría que irse peleado con nadie, sobre todo en una liga donde los directivos suelen ser rencorosos y tomar represalias a futuro.

Otro caso es el de Guillermo Ochoa, al que ya les anda por acomodar en cualquier lado, con tal de dar primero la noticia. Cierto es que Paco Memo tuvo un muy buen Mundial y que es un elemento valioso, además de tener su carta en propiedad. Seguramente pronto lo veremos enfundado en una nueva camiseta. Nomás le pediría un favor: Que no se vaya a enrolar en un equipo de cuarta como lo fue el Ajaccio, donde parecía tiro al blanco.

Raúl Alonso Jiménez parece el más tranquilo de los involucrados en los traspasos europeos. El tipo sigue entrenando normalmente y si es requerido, como sucedió el sábado pasado ante Xolos, responde como los grandes.

Que un atleta destaque debe ser motivo de orgullo, pero en el caso de nuestros futbolistas de cortos calzoncillos y largos sueldos, parece una cuestión de interés nacional. Ellos tienen el derecho de buscar mejores planos profesionales y la prensa la obligación de informar, pero en estos casos me parece que se está pasando de tueste. ¡Suerte en esta temporada a los que brincaron el charco y a los que lo harán próximamente!