Opinión

“De la sana educación de la juventud, depende la felicidad de las naciones”

Reflexiones del padre Gerardo

Por Pbro. Gerardo Gómez Villegas

-

Buenos días.
“De la sana educación de la juventud, depende la felicidad de las naciones”: Don Bosco.
Un gran reconocedor de los jóvenes. Un gran diamante de los jóvenes. Porque los jóvenes no son un problema, son una oportunidad y lo podamos escribir en ellos, se manifiesta definitivamente en la felicidad de un pueblo, de una nación y de una comunidad. 

Por qué no empezar a descubrirlos en esta bella oportunidad que nosotros tenemos para transformar nuestro país. Para ello, hay que saberlos apreciar y hay que saberlos cuidar. 
Esa frase  tan simpática de Don Bosco: “A los niños y a los jóvenes, quererlos como ángeles, pero cuidarlos como demonios”.
Son una grande oportunidad. Valorémoslos. 

Síguenos en
Más sobre este tema