Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

De los Cárdenas

LECTURAS

Se han escrito y dicho mucho sobre Michoacán en los últimos meses. En Google aparecen 5.7 millones de noticias y referencias en 0.13 segundos. Es un tema no sólo nacional, incluso ya se revisa en los USA. Hay en ese país una población de origen michoacano muy numerosa. En los noventa, al paso por Stanford, se pudo conocer ciudades casi enteras pobladas, en el área de la bahía de San Francisco, por comunidades venidas de Michoacán, como Redwood City, se le decía "Little Michoacán".

A ese río de palabras habría que añadir unas cuantas más, sobre una genealogía que ha gobernado esa entidad en el siglo XX y XXI: la familia Cárdenas. Fueron gobernadores: Lázaro Cárdenas de 1931 a 1932; Cuauhtémoc Cárdenas de 1980 a 1986; y, Lázaro Cárdenas de 2002 a 2008. Tres gobernadores en línea directa de familia: padre, hijo y nieto. En 77 años, Michoacán fue gobernada 14 años por un Cárdenas, el 18% de ese tiempo. Es decir, aproximadamente, uno de cada 5 días, de esos 77 años, el gobierno de Michoacán lo decidió el padre, hijo o nieto de la familia Cárdenas.

Cabe hacer referencia a que si bien los dos primeros fueron designados gobernadores en un régimen autoritario, el último fue electo en una elección democrática. Sin embargo, en una descripción política simple habría elementos para caracterizar a esta secuencia de gobernadores, de una misma familia, como, al menos, una oligarquía, pero habría que profundizar en ese análisis para tener los elementos para esa adjetivación. Lo que debe ser un elemento de análisis a profundizar es la correlación que puede existir entre los fenómenos que ocupan a la prensa nacional e internacional actualmente, sobre la gobernabilidad y seguridad pública de Michoacán, y, la acción de gobierno de las tres generaciones de Cárdenas en esa entidad. El poder en la quinta parte de 77 años lo encabezaron ellos.

DE SEGUNDA MITAD

El gobierno de Mario López Valdez inició su cuarto año. Es la segunda mitad, la última. Aún quedan muchos meses de gobierno de la actual administración, pero un dato que no debe soslayarse es la situación de gobernabilidad y de la seguridad pública. Para nadie es un dato cierto que falta mucho por hacer en lo segundo, pero tampoco, ni los más acérrimos críticos, dejan de observar un mejoramiento en la situación. Igualmente, comparando con otras entidades la situación, por ejemplo, en el sector educativo público tanto de educación primaria y secundaria, como media y superior, la gobernabilidad es un elemento destacado. Lo mismo pasa en la arena electoral como en la de los partidos. Las diferencias y cambios al interior de los institutos políticos pasa en medio de los marcos legales. No hay tomas ni incendios de edificios, marchas, ni tomas de espacios públicos en Sinaloa, por ejemplo.

En los próximos meses, si es que no está aquí ya, se aproxima lo más arduo. Primero, no tardan, en iniciarse las manifestaciones de aspiraciones por las candidaturas a diputados federales. Ahí los nombres de los integrantes del gabinete, dirigentes partidistas, exalcaldes y exdiputados, como actuales diputados locales, pueden comenzar a mencionarse en el ámbito de los principales partidos políticos en Sinaloa. También, en las referencias podrán estar exgobernadores. Actualmente, hay en el Senado y la Cámara de Diputados, algunos legisladores que son exgobernadores de otras entidades. Para octubre o septiembre va a iniciar el proceso electoral federal, eso detonará las aspiraciones.

Finalmente, si el gobernador decide hacer cambios en su gabinete lo más probable es que se realicen en los próximos días, pues una vez pasadas las comparecencias de los secretarios ante el Congreso local, quienes estén al frente de las Secretarías deberán meterse de lleno a la gestión de los recursos presupuestales federales, ya que estarán muy competidos por todos los Estados. Esa gestión no se podrá lograr con la incertidumbre de la continuidad en las funciones. Quizá este expediente será un elemento que va a influir en la decisión del gobernador, o al menos debería, quienes lleguen al gabinete deberán tener experiencia en atraer recursos federales a Sinaloa, y, no sólo en gastarlos.

PÁRRAFOS: DE LO ELECTORAL EN 2015

Un elemento a destacar en el próximo proceso electoral federal es cómo se van a dar las definiciones de coaliciones y nuevos partidos nacionales. Por ejemplo, si Morena logra el registro para participar en la elección federal de 2015. De igual manera, habrá que observar si los partidos nacionales que tradicionalmente se han coaligado, por un lado, PRI, PVEM y Nueva Alianza, y, por el otro, PRD, PT y Movimiento Ciudadano. Además, en este tema habrá que ver como definen las nuevas leyes en materia electoral y de partidos políticos la regulación de las coaliciones con respecto al aumento del porcentaje para mantener el registro y la asignación de diputados plurinominales. Finalmente, en el caso de Sinaloa, está un partido local, el Sinaloense, que en 2013 tuvo un importante porcentaje de votos y podría ser sujeto de invitación a participar bajo una coalición con un partido nacional.

[email protected]