Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

De los precandidatos y sus mentiras

PUNTO DE VISTA

Pinochos. Si algo abunda en la clase política son las mentiras, los candidatos en campaña prometen cosas, a sabiendas que gran parte de sus promesas no van a cumplirlas, los gobernantes igual, al asumir el cargo se comprometen y por lo general no cumplen lo que dicen; la gran mayoría se atiene al olvido o desmemoria de los gobernados, así que nada de extraño tendría que un precandidato o aspirante mienta sobre sus pretensiones. Esto por aquellos que dicen que le creen, o les conviene creer a "pie puntillas" las afirmaciones de Jesús Vizcarra, quien señaló que no buscará ser candidato a gobernador de Sinaloa. Uno de los más apurados en afirmar que sí le cree fue el propio gobernador, porque al mandatario le caería como "anillo al dedo" que Vizcarra no fuera el candidato del PRI para sucederlo, porque algo que no le creerían a Vizcarra, en caso de sí querer ser postulado, es que no tomaría revancha o no tuviera actitudes vengativas contra los que hoy gobiernan. En otras palabras, a Vizcarra le creen los que les conviene creerle.

La especulación. Es muy adelantado hablar del 2016, pero con lo acelerado que andan Daniel Amador, Heriberto Galindo, Diva Gastélum, Aarón Irízar, y Gerardo Vargas, casi borran del mapa las elecciones legislativas del 2015, con su activismo para la sucesión quieren brincarse ya a la elección de gobernador, de hecho cada uno de los pretensos ya ni siquiera se concentra en sus funciones, sino que traen una competencia entre ellos y se dedican más a promoverse y organizar sus porras.

Con todo y que hacen su "luchita", todos estos aspirantes del PRI saben que dependen de las decisiones que tome Enrique Peña Nieto, porque en el PRI sigue predominando la "dedocracia", y aunque en España, Enrique Peña Nieto dijo que "el presidente no tenía amigos", aquí en Sinaloa por el contrario, cada que viene placea a David López y se encarga de reafirmar que es su amigo y que lo quiere posicionar y muestrear en la entidad. De Jesús Vizcarra no se ha visto lo mismo en Sinaloa, pero se sabe que trae compromiso con él, lo cual no se ve con los demás pretensos.

Candidato a modo. En el escenario de que Jesús Vizcarra no figurará en las candidaturas del 2016, se despejaría el camino para David López Gutiérrez, el "Pecuni", a quien también algunos aspirantes intencionalmente dejan fuera de la candidatura a gobernador. "El Pecuni" sería para Malova un candidato cómodo, no porque lo prefiera, sin duda el mandatario se inclinaría por su secretario de gobierno, Gerardo Vargas, pero el escenario y las posibilidades para este, dentro del PRI se ven remotas, no tiene el apoyo en el priismo del centro del país y Peña Nieto no va soltarle a Malova las candidaturas del PRI. La relación entre ambos, por lo que se observa, está en el marco de lo institucional, pero no hay armonía, ni afinidad entre el gobernador y el presidente. De tal manera que el "Pecuni", por su desarraigó, sería un candidato débil, y ocuparía del apoyo de muchos, entre ellos el del mandatario. Así se ven ahorita las cosas.

[email protected]