Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

De mal en peor

NUESTRA OPINIÓN CULIACÁN

El tema del desabasto de medicamentos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), es por demás conocido por todo aquel que se ve en la necesidad de hacer uso de sus servicios, e incluso, de aquellos que nada tienen que ver con el Instituto, debido a las constantes quejas que se dan por dicho motivo.

Además de eso, el servicio de Seguridad Social está sobresaturado, por lo que muchas veces el servicio al derechohabiente, si es que se le llega a dar, dista mucho de ser el mejor.

Ahora para colmo hay una nueva queja y demanda de los usuarios del IMSS.

Los derechohabientes han alzado la voz, ya que en las Unidades Médicas Familiares: 35, de la colonia Guadalupe; 55, de Terranova; Culiacán y 53, de Infonavit Barrancos, no se cuenta con el personal médico suficiente para poder atenderlos.

Para poder llevar a cabo sus revisiones médicas, los usuarios deben de ingeniárselas y cambiar en algunos casos de consultorio para que un médico los atienda.

El problema no es algo ajeno en la delegación estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social y reconocen que están cortos de personal.

Para ser exactos, les hacen falta 36 médicos en 12 especialidades.

Las áreas que se están viendo afectadas ante la falta de galenos son urgencias, medicina familiar, terapia intensiva y nefrología.

De momento, no se ha dado una alternativa para subsanar las carencias y dar un mejor servicio a los derechohabientes, que al final de cuentas son siempre los que llevan la peor parte de todos los conflictos que existen al interior del IMSS.

José Adalberto Castro Castro, delegado estatal del Seguro Social, debería tomar cartas en el asunto de manera inmediata para que se dé la contratación del personal médico faltante en las tres unidades médicas del municipio.

Está complicada la situación, entre el desabasto de medicinas, al cual ya casi están acostumbrados los usuarios del IMSS y ahora la falta de médicos.

Antes de perdida se les consultaba, diagnosticaba y se les decía qué tomar para mejorarse, pero ahora ni eso, ante la falta de galenos.