Opinión

De mi yo de 30 a mi yo de 20

Per saecula saeculorum
Avatar del

Por: Beatriz Acevedo Tachna

Unade las cosas que ni la tecnología, ni la vida futurística que vivimos, ni la ciencia, ni los grandes sabios ni científicos del mundo han podido inventar es la capacidad de poder volver atrás, regresar el tiempo, transportarte a otra época, remontarte a otra era, cambiar las cosas, actuar diferente, hacer lo mismo, corregir errores, realizar actos de valentía que no nos atrevimos en su momento, en fin… Sueños guajiros que todos hemos tenido y muy recurrentes en la vida. Porque cuando pasa algo, bueno o malo ¿Quién no ha deseado poseer una máquina del tiempo que nos ayudara a advertirle, aconsejarle o soplarle a nuestro "yo" menor para que haga las cosas mejor, o las deje de hacer, o no la vaya a regar, o se atreva y no tenga miedo porque ya hemos visto el futuro? En lo personal creo que gracias a Dios y afortunadamente (o tristemente para otros) los grandes cerebros de la humanidad nunca van a dar con la fórmula para poder hacer realidad esta acción de volver al pasado o moverte hacia el futuro. (Al menos a mí no me va tocar). Sin embargo, cuando somos reflexivos, recordamos, añoramos, nos ponemos nostálgicos, tratamos de mejorar nuestra personalidad, erradicar nuestros defectos y meternos muy dentro de nuestro ser, tal vez no estemos cambiando quienes fuimos, pero sí podemos modificar quienes somos y seremos, y eso es más o menos "alterar el futuro". Lo que me trae a lo siguiente que leí de Aldo Dager, un genio en Marketing de mi edad, 30 años, que decidió escribirse una carta a su yo de "20 años" en forma de consejos que me gustaría compartir para aquellos a quienes les hacen falta 10 años para volver su mente al pasado y reflexionar lo que han hecho de sus vidas, decía lo siguiente: 1. VIAJA: Tienes muy poca responsabilidad, viaja. Cuando tengas 30, vas a querer viajar diferente, gastar más, hacer cosas más caras y comer en mejores restaurantes. Así que trabajar durante un año y ahorrar el dinero suficiente para experimentar el mundo barato de mochilazo no te va a matar a esa edad, viaja ahorita que puedes, no a lugares obvios, ve a lugares difíciles, hazlo para pensar en qué quieres ser o quién. 2. CONSTRUYE: No pases mucho tiempo trabajando para hacer realidad la visión de otras personas. Usa tu tiempo en pensar cómo es tu propia visión del mundo y a dónde quieres llevar tu vida. Si te encuentras trabajando para una empresa y quisieras renunciar porque no eres feliz: renuncia. Ándate. Si aún no estás trabajando para alguien, entonces ve al punto 5. 3.LEE: Lee todos los días. Lee todo lo que puedas. No sólo leas las cosas que ya sabes. Lee sobre gente. Lee a la gente. 4. DEJA DE VER TELE: Nunca te está ayudando a ser mejor. 5. TRABAJO: No aceptes el trabajo para esa compañía. En serio, no lo hagas (ve el punto 2). 6. CONFIANZA: Aunque mate tus amistades. Aunque mate tus ideas. Así pierdas a tus amigos. Así signifique que vas a salir herido. Confía en la gente hasta que te den una razón para no hacerlo más. Pero siempre debes darles otra oportunidad. 7. GENTE: La gente es lo mejor y peor que te puede pasar. Algunos te ayudarán a llegar lejos y rápido. Otros te van a querer bajar a su nivel. La mayoría son nivel promedio. Algunos son normales. Pocos son excelentes. No necesitas muchos amigos o gente a tu alrededor. Lo que necesitas es gente asombrosa que hagan por ti lo que harías por ellos. 8. TIEMPO: Valóralo, no lo pierdas con gente que no vale la pena, no lo pierdas dando amor o amistad a alguien que no lo merece. Nunca llegues tarde, valora el tiempo de los demás, tú no eres más importante que ellos, sé educado, llega a tiempo. 9. FALLA: Y bastante. Falla seguido. Falla en el amor. Falla en el sexo. Falla en socializar. Falla en hacer amigos. Falla en el trabajo. Falla en los negocios. Falla con la familia. Falla con tus amigos. Falla. Pero falla RÁPIDO y aprende una lección. Si no aprendes algo cada vez que fallas entonces, todo lo que has hecho ha fallado. Si aprendes algo, entonces, has crecido. 10. ÉXITO: No hay ningún punto en el que vayas a tener éxito, ni en tus 20, ni en tus 30, ni nunca, siempre querrás más. Ahora, supera lo que leíste y empieza a construir cosas (punto 2 y 9 combinados). 11. PACIENCIA. Las cosas que valen la pena hacer no se merecen que las hagas rápido. Nada que valga la pena construir se merece ser construido al apuro. Nada de valor es formado en minutos. Planea en décadas. Piensa en años. Trabaja en meses. Vive en días. 12. ENAMÓRATE: Esa persona que escojas (o te escoja) cuídala, valórala. El amor nos hace felices. Tómate tu tiempo y elige lo mejor. Encuentra a alguien que te respete, que te permita ser. Alguien que le guste viajar, construir y leer. Que le guste trabajar en lo que ama, que tenga confianza y haya escogido bien a los que le rodean. Que busque el éxito con paciencia. Pero sobre todo, que quiera también enamorarse… ¿Y tú, qué le escribirías a tu yo de 20?

Twitter @BeAcevedoTachna