Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

De seres humanos

Por: Rigoberto Ocampo

Para Yaritza, siempre

El ser humano es diferente a otros seres del planeta. Porque tiene capacidad de raciocinar: Usar la razón para conocer y juzgar (RAE). Es el único ser, en la tierra, capaz de abstraer y conceptualizar. Los seres humanos tienen el derecho a la vida y pueden raciocinar. Una persona es un individuo de la especie humana (RAE). Una persona es una individualidad de un ser humano. La Constitución Política de México establece en su artículo 1°, en México: “todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece”. 

Esta definición, obliga al Estado a garantizar a las persona el derecho a la vida. Queda explícito: a las personas. Por su parte, la Constitución de Sinaloa dice en el artículo 4° Bis A, fracción I: “Toda persona tiene derecho a que se respete su vida”. Dicen, literalmente, las dos constituciones: a las personas. A aquellos seres humanos capaces de raciocinar. De abstraer y conceptualizar. Todas las personas tienen, bajo esos preceptos constitucionales, el derecho a la vida. 

DE CONCEPCIÓN, SUBROGACIÓN DE VIENTRE  DIPUTADOS DEL PAN 
El pasado lunes, en la Cámara de Diputados de Sinaloa, se dio primera lectura a dos iniciativas de diputados del PAN: la primera por tutelar la concepción, la segunda para eliminar la subrogación de vientre. Hoy, analicemos la primera. Seis legisladores panistas proponen adicionar la fracción I del artículo 4° BIS A de la Constitución así: “El Estado tutela el derecho a la vida desde el momento en que un individuo es concebido, entra bajo protección de la Ley y se le reputa como nacido para todos los efectos legales correspondientes, hasta su muerte natural”. El individuo es sólo aquella persona que raciocina, que usa la razón para conocer y juzgar. 

Unas heces fecales, salen de un individuo, pero no pueden conocer ni juzgar. Un escupitajo sale de la boca de un individuo, pero se secan en cuánto les pega el aire. Unas gotas de sudor, igual al contacto con el aire se secan. Un chisguete de semen, lleva espermatozoides. Son células que no pueden conocer ni juzgar. Salen en cada espasmo de orgasmo masculino millones y por información genética y gravedad, viajan por la cavidad vaginal hacia las trompas de Falopio, dónde uno se topa con un ovulo y lo fecunda. Ya fecundado pasan meses en el proceso de evolución hasta que pasan 9 meses y sale del vientre de la madre un ser humano, que en ese momento surge a la vida con la capacidad de raciocinar y con todos los derechos humanos que consagran la Constitución y los tratados internacionales. 

Esta iniciativa de diputados panistas, para tutelar la concepción, es algo fuera de lugar, pues el Estado es finito. Luego, algún diputado podría pedir se tutele el sudor, la saliva o las heces fecales (deberían de ser tutelado su tratamiento para no contaminar a los seres humanos). Primero, habría que analizar que es concepción. Luego, cuál es el momento de inicio del raciocinio. Finalmente, un ser humano nacido es capaz de raciocinio, por lo tanto es individuo. Más allá de las faltas de semántica, redacción y orden psicológico, lo expuesto en la iniciativa, tiene un problema mayor: No vela por la vida de las mujeres que, en ejercicio de su libertad, deciden terminar un embarazo y pueden poner en riesgo su vida y propia libertad. Ellas sí son seres humanos, y, pueden, razonando, decidir interrumpir un embarazo. Además, esto es legal en otras entidades de México, el país del que forma parte Sinaloa. Donde es legal abortar, los gobiernos locales proveen las condiciones de atención médica para no poner en riesgo la vida de las mujeres que decidan practicarlo. 

PÁRRAFOS: DE RECUERDO DE CUMPLEAÑOS
En la familia de mis padres, ellos y mis cuatro hermanos, siempre hemos sido poco afectos al festejo de la fecha de nacimiento. Rolando, tiene una irónica broma que nos hace cuándo uno de los otros tres hermanos olvidamos hablarle para felicitarlo en su cumpleaños. Nos marca por teléfono y antes de poder responderle, nos dice: “Hey, carnal, no le digas a nadie, es mi cumpleaños, te voy a colgar para que me puedas marcar para felicitarme”. Afortunadamente, ya con los celulares con funciones de computadora, se pueden programar alarmas en el calendario para recordar las fechas importantes de cada ser que se quiere y ama. El aparato empieza a sonar una alarma y a mostrar en la pantalla el mensaje del evento que debes recordar. Yaritza no tuvo, el pasado sábado, la fina ironía de mi hermano, y, mi celular tenía programada la alarma de su cumpleaños muy temprano. Así que al despertar ya había pasado el aviso. No fue hasta el día siguiente que caí en cuenta que había pasado su cumpleaños sin felicitarla. Va este recuerdo para ella, mi hija amada, en su llegada al tercer piso, en su lucha por su doctorado. Le deseo que siga con tenacidad, como desde hace años, persistiendo en seguir su formación de psicoanalista. Y, siempre, siga leyendo libros y más libros. Lo demás, querida, ya verás, llegará.
lecturas_eldebate@yahoo.com