Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

De un Macron “a la mexicana”

Repetir el movimiento político de la candidatura de Emmanuel Macron en Francia, para el 2018 en México, pasa obligadamente, por dos elementos: Primero, el apoyo presidencial, y, segundo, una candidatura con perfil tecnocrático, que asegure a los mercados y sea digna de la atención de intereses económicos nacionales y extranjeros. Esos dos supuestos, dejan la única opción viable del actual Secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña (JAMK). Tecnócrata con prestigio en circuitos financieros nacionales e internacionales, en sector hacendario y Banco de México, y, con apoyo y reconocimiento del Presidente Peña Nieto y de los expresidentes Calderón Hinojosa y Fox Quezada. Ninguno de los políticos, del gabinete presidencial, tiene esa aceptación y experiencia técnica y política. A partir de esto, la opción de JAMK, para ser un Macron “a la mexicana”, sería encabezar la candidatura del frente electoral que integrarán PAN y PRD. 

Hay quienes lo ven como el “tapado” del presidente Peña Nieto en el PRI. Habría que revisar: falta de militancia y experiencia en puestos de elección. Elementos que lo alejan del éxito en una candidatura priista. Partido con estructura nacional, siempre ha inoculado la militancia en sus candidatos, logrados o fallidos. Tecnócratas como Carlos Salinas de Gortari (presidente del IEPES, hoy Fundación Colosio) y Ernesto Zedillo (militancia desde 1971 y fue, precisamente, coordinador de Luis Donaldo Colosio), hasta políticos como Roberto Madrazo y Francisco Labastida. A meses del anuncio de la candidatura priista, esa inoculación es prácticamente imposible. Además, titulamos: Macron “a la mexicana”, porque tampoco renunció más de un año antes. Claro, el “primer priista” puede decidir postular a Meade por el PRI, en ese caso, bordando en comentario de un exitoso exgobernador priista: “Sería el mejor presidente de México, por su inteligencia y capacidad probadas, dicho esto, no se puede decir lo mismo de que sea el mejor candidato”. Nada más, nada menos. 

Sin embargo, el andamiaje institucional del PAN y el PRD sí tendrían la capacidad de accionar ese movimiento. Ejemplos: 2010, Malova en Sinaloa y Cué en Oaxaca, 2016, Aispuro en Durango. La inflexibilidad del sistema electoral mexicano haría prácticamente imposible un movimiento independiente. La cercanía de JAMK con los grupos panistas de Calderón, Anaya, Yunes y Moreno Valle, y, el buen entendimiento con algunas corrientes perredistas, pondrían al actual Secretario de Hacienda en la posibilidad de convertirse en la mejor opción para la candidatura de esa eventual coalición. Y ser un Macron “a la mexicana”.

DE MEADE
Su discurso profesional, sencillo, directo y honesto, no tendría contrincante. Tiene la inteligencia e información para desnudar a cualquiera opositor. Conoce a todos, a profundidad, y, les conoce cada uno de sus problemas y debilidades técnicas en su ejercicio en la administración pública. El presidente Peña Nieto no podría más que dedicarle un saludo de buena ventura a esa candidatura, le habría servido leal y honestamente en tres secretarías, fundamentales del gobierno federal, durante los primeros cinco años de su sexenio. Algo así como saludó el presidente francés, François Hollande, la candidatura de su exconsejero económico, Emmanuel Macron. 

Por otro lado, habría dos personajes claves en la hechura de este Macron “a la mexicana”: Luis Videgaray y Manlio Fabio Beltrones. El primero podría ser el coordinador de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, para asegurar gobernabilidad en un eventual gobierno de coalición. Asegurando, ahora, 36 años de seguir, como posteó en su Twitter Videgaray, “caminando juntos”.

Luego, vía la reelección pondría en su horizonte político la gubernatura del Estado de México, o, la candidatura presidencial del 2024. Su edad permiten ambos escenarios. Y, sobre todo, sería el pasaporte para una transición tersa, como lo fue y ha sido, la de Calderón a Peña. El segundo, Beltrones, podría ser senador y desde ahí, con un gobierno de coalición, ser el “secretario responsable del control interno del Ejecutivo Federal” (artículo 76 Constitucional). Además, de ser un interlocutor válido con los gobernadores, desde sus posiciones en las cámaras del Legislativo conoce y ha intermediado prácticamente con todos ellos. Ahí la hipótesis, pues, de Meade, como el Macron “a la mexicana”. 

PÁRRAFOS: DEL AMIGO JULIÓN 
La inclusión de Julión Álvarez en las listas de la OFAC, agencia del Tesoro norteamericano, es para el columnista de EL DEBATE, Jorge Fernández Menéndez: la muerte civil. Se puede adicionar, a esa hipótesis, que hay muertos políticos también: los funcionarios encargados de la seguridad, gobernabilidad y la comunicación del gobierno federal. Las fotos y videos del presidente Peña Nieto con Julión en Chiapas y declararlo “un gran ejemplo para la juventud mexicana”, son un despropósito mayor. No importa si hubo “complot”, es terrible. El jefe del Estado mexicano al lado de un personaje vinculado en los USA con el narcotráfico. Nadie le dijo al presidente. Luego, en Sinaloa, el gobernador cercano al presidente, según algunos corifeos, ya tenía al Julión listo para la fiesta del 15 de septiembre (EL DEBATE, 07/07/2107). Faltaba más, si es amigo del presidente, es amigo mío: ¡Puro Sinaloa! Aclarando: así como su amigo el presidente quitó fotos de Julión, el vocero del gobernador cancelaba la posibilidad de contratarlo. Obscureció. Para cerrar esta columna, entre viernes y sábado en Mazatlán: Balacera en El Cid, a unos cuántos metros de la casa del gobernador, dos acribillados y dos heridos. Se llega a 55 mujeres asesinadas con las enfermeras del IMSS. Se derrumbó barda del hotel Pacific Palace y aplastó dos carros, sin ciclón en el puerto. Foto en EL DEBATE de un cuerpo tendido en el suelo y un familiar con los puños cerrados de impotencia. Mientras, el gobernador en México en la Asamblea del PRI. ¿Por qué? Pues, porque se puede: “¿Van a querer más? ¿O les guiso un huevo?” Todos estos temas dan para más, mucho más. Luego, como dijo el Toro, le seguimos.
[email protected]