Opinión

De vacuna y científicos mexicanos

LECTURAS

Por  Rigoberto Ocampo Alcántar

De vacuna y científicos mexicanos(AP)

De vacuna y científicos mexicanos | AP

De vacuna y científicos mexicanos. Hay algo que debe reconocerse y mucho al Gobierno de México, a su Embajador ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente y al Subsecretario de Salud, Hugo López Gatell: Su antelación para que la sea la ONU y la Organización Mundial de la Salud quienes prevean el acceso a la vacuna contra el coronavirus que produce el COVID 19. El reporte en EL DEBATE cita a López Gatell: El Doctor De la Fuente “comentó que tuvo un impacto positivo la resolución, la propuesta del gobierno de México, en la que se planteó que la ONU y a través de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se establezcan mecanismos de cooperación mundial, que disminuyeran el riesgo y el impacto de las dinámicas de acaparamiento del mercado, pues la vacuna contra Covid-19 será un producto altamente valioso” (EL DEBATE 14/jul/2020).

 

Ya existen adelantos científicos para llegar a tener la vacuna, y, también la forma de producirla y hacer accesible a la población mundial. En ese sentido, es de destacar, en medio de muchas malas noticias, una que nos diga que el representante de México ante la ONU es un científico y académico que está vigilando y trabajando para que los mexicanos tengan acceso a la vacuna cuando esté disponible. Y, en sentido, quién propone al Embajador, es el Presidente de México. Más allá de filias y fobias, el Presidente Andrés Manuel López Obrador designó a un científico, funcionario público y eminente médico mexicano. Su trabajo en la ONU lo sigue demostrando, como lo hizo en otros sexenios de los gobiernos de México y como Rector de la UNAM.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

 

De normalidad

El regreso a la normalidad vendrá de la mano de la vacuna. Antes no será posible. La gran enseñanza de la pandemia será: Luchar todos los ciudadanos contra la obesidad y el sobrepeso, porque pueden ser mortales. La libertad no puede ir contra la vida misma. El Estado preserva la vida. Una vez que haya vacuna contra el COVID 19, deberá ser una de las más importantes tareas del gobierno de México y de cada una de las 32 entidades federativas, combatir el sobrepeso y la obesidad. No puede haber normalidad de nuevo en México con decenas de millones de obesos. No puede haber normalidad si se mueren millones cada año por enfermedades relacionadas con la obesidad y el sobrepeso.

Ningún partido político podrá postular un candidato ni a gobernador, presidente municipal, regidor, diputado local o federal, sino tiene en su plataforma una oferta para combatir ese flagelo. Mismo que hoy, 14 de julio, lleva ya en Sinaloa, registradas oficialmente, en tres meses y 14 días 1,694 muertes. La corresponsabilidad de los ciudadanos debe comenzar a actuar. Diversos académicos han estudiado la descremación por obesidad: Guillermo S. Edelgerb, Raymundo Campos. Va una cita “La obesidad parecería constituir el último baluarte que resiste su inclusión dentro de lo que se denomina como diversidad. No siempre los obesos u obesas encuentran protección legal cuando se los discrimina”. Estas líneas fueron publicadas antes de la pandemia del coronavirus. Raymundo Campos publicó un artículo en mayo de 2020, “Obesity and hiring discrimination” (Obesidad y discriminación en la contratación laboral). Desafortunadamente para estos académicos, ya en México van, al 14 de julio de 2020, más de 36 mil decesos por COVID 19, con un alto porcentaje de comorbilidad por obesidad y sobrepeso. La pandemia del coronavirus ataca a ese segmento de la población. Ojala, un día, el académico Raymundo Campos haga un artículo sobre lo letal que llega a ser la obesidad.

Párrafos: De qué hacer

En tanto llega ese artículo, es deber de todos los mexicanos cuidarnos y cuidar nuestra masa corporal. Sobre todo, la de los menores que están bajo la custodia y gurda legal de cada ciudadano. Será acción de las instancias de protección a la infancia mexicana que se hagan las políticas públicas y de apercibimiento ciudadano. Primero en lo que llega la vacuna. Segundo, para que mañana no aparezca otro virus que sea más letal para la población con sobrepeso y obesidad. Más que la diabetes y las enfermedades del corazón. Como lo ha sido el COVID 19. Lo que es indiscutible es que la participación ciudadana es lo único que podrá cambiar en la población la obesidad y el sobrepeso. No al azúcar en exceso, no a la grasa saturada, no a los refrescos, no a los alimentos endulzado con fructuosa de maíz. Los mexicanos no deben recordar a ese hijo de p… que quieren que lo recuerden. Debería de haber una lucha de los defensores de animales para quitar esa imagen de un inocente ganso, recién salido del cascarón, que ha estado a la base de millones de muertos en México. Igual que chispas deberían de salir de las fábricas de refrescos que han matado y matan millones de mexicanos.

Para sugerencias y comentarios:

E-mail: lecturas_eldebate@yahoo.com

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo