Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

De vergüenza

PUNTO DE VISTA

Efectivamente, tal como lo expresó Pablo Navarrete, coordinador jurídico del Instituto Nacional de las Mujeres, en el panel convocado por el Colectivo de Mujeres Activas de Sinaloa, para debatir las omisiones y efectos sobre las mujeres víctimas de violencia del Código Nacional de Procedimientos Penales, recién aprobado en el mes de marzo, es para que diera vergüenza a funcionarios y funcionarias de los diversos niveles de gobierno, tener que reconocer que diariamente en el país se asesinan a siete mujeres, y que mientras que en algunas leyes se avanza en otras se retrocede.

En este Código Nacional de Procedimientos no se ponderó, ni se fortalecen los derechos de las víctimas de delitos, los cuales fueron omitidos en la legislación nacional, al igual que los de las mujeres, por más de cien años, en esta normativa no se cataloga como grave el feminicidio, tampoco se realizó con enfoque de género, no se particularizan las dificultades procesales en el caso de la violencia sexual, ni se generan condiciones para una verdadera justicia en los casos de violencia familiar, entre otros delitos que involucran regularmente a mujeres y menores de edad.

Del 2009 a la fecha, con todo y la aprobación de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, se ha recrudecido la violencia contra mujeres en el país y en Sinaloa, es verdad que hay más normas que protegen a las mujeres, pero también hay autoridades que no las aplican, y otras que desconocen las normas. ¿Les dará pena?, a lo mejor, pero hacen muy poco por cambiar esa realidad qué lástima.

Bien por el Colectivo de Mujeres que organizó este importante debate, bien por la calidad y cantidad de asistentes, el nivel de los participantes, cuyas ponencias fueron sobresalientes, como la de María Angélica Luna Parra, directora de Indesol, cuya participación reconociendo el valor de la sociedad civil y la causa de las mujeres fue magistral, igual la de Pablo Navarrete de Inmujeres, la del magistrado y experto penalista, José Manuel Sánchez Osuna, la del procurador Marco Antonio Higuera, ponderando logros, pero también vacíos del Código Nacional en lo que respecta a los derechos de las mujeres y víctimas de violencia, al igual que el lic. Gabriel Peña. Comprometida intervención la de Conzuelo Gutiérrez, directora de Cepavi, funcionaria activa en la causa de las mujeres, al igual que Marlén Medina, titular de la agencia novena y especialista en violencia familiar.

Gracias a las mujeres y funcionarios que nos acompañaron, a la diputadas Yudith del Rincón, Imelda Castro, la directora de Ismujeres, Elizabeth Ávila, Gabriela Inzunza de Immujeres, a Magali Reyes, Margarita Urías, Karina Millán, Socorro Rousset y Mayra Polanco, entre otras activas mujeres que asistieron.

Ojalá no se tire en 'saco roto' las observaciones para este nuevo Código Nacional de Procedimientos que apenas inicia, los y las diputadas integrantes del Congreso de la Unión deberían tomar nota y pedir que se corrijan las omisiones y contradicciones. Por cierto, la CNDH presentó recientemente una impugnación al Código Nacional, abogando por más derechos de inculpados, pero se olvidó de las víctimas del delito y de las mujeres. También eso es para dar vergüenza, ¿la tendrán?

[email protected]