Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Decisión que lastima

GUASAVE

La advertencia del inminente y definitivo cierre del Conalep de Estación Naranajo es una noticia que ha generado mucha incertidumbre y desconcierto entre los habitantes de la sindicatura y poblaciones aledañas que se han visto beneficiadas con el funcionamiento de este plantel, pues tal decisión eliminará de tajo una opción de estudio accesible, cercana, económica y de calidad para decenas de jóvenes cuyas posibilidades de bajar al valle en busca de otras alternativas es casi imposible.

Criticable resulta para muchos las decisiones, por no decir diabluras, que a su llegada a esta institución ha ido tomando poco a poco el flamante director estatal, Alejandro Higuera, quien casi de golpe cortó varias cabezas de directores en planteles previamente "otorgados" a perredistas, para convertir los mandos en panistas, y adelantaba desde esas fechas que analizarían el posible cierre de varias extensiones, pues advertía que no tenían razón de ser.

Incluso decía que habría de privilegiar el fortalecimiento de los planteles, pero a cambio del cierre de algunas extensiones, aunque en esas fechas no dio nombres, hoy ya se conoce al menos el de Estación Naranjo. Los habitantes de la sindicatura, pero sobre todo los padres de los jóvenes que ahí estudian o pensaban ingresar, están preocupados por la desaparición de este plantel, pues advierten serios problemas.

Y es que saben que muchos muchachos se quedarán sin ninguna otra posibilidad de estudios, dado que el plantel de Cobaes 44 que ahí también opera, no tiene la capacidad para absorber la demanda que tenía el Conalep, además que la oferta educativa es distinta, pues este último ofrece la opción de técnico bachiller y muchos de sus egresados salen listos para integrarse al mercado laboral. El panorama es complicado, por lo que varios padres y alumnos han pedido a los directivos que reflexiones en sus decisión y den marcha atrás.