Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Del secuestro

LECTURAS

En Sinaloa, durante el sexenio de Juan S. Millán Lizárraga (JSML), se implementó una estrategia antisecuestros que fue altamente efectiva. En 1999 hubo el mayor número de secuestros, 37. Luego de las acciones realizadas por el Gobierno del Estado, la cifra se fue reduciendo hasta llegar en el último año de gobierno de JSML a 8. Esto representa una baja en la incidencia de este delito de alto impacto de más de 400% de 2004 a 1999.

Desafortunadamente, las estadísticas de secuestro han regresado en Sinaloa a los niveles de 1999, si bien no han roto el techo de 37, desde 2011 y hasta el año pasado han sido superiores a 30. Cabe señalar que todos los datos referidos son estadísticas publicadas por la Procuraduría General de Justicia de Sinaloa, lo que pudiera dejar de lado otras incidencias no reportadas.

El secuestro es un delito de alto impacto porque priva de la libertad a un sujeto que ha logrado la acumulación de capital, en el marco de lo que establecen las leyes y el mercado, así como a los acuerdos sociales de convivencia. Quizá muchos puedan hacer juicios morales o ideológicos sobre la acumulación de capital. Eso ya lo descubrió en el ámbito de la ciencia económica Carlos Marx en el siglo XIX y lo plasmó en su obra El Capital. En el siglo XXI, la realidad del capitalismo y las leyes del mercado, como el modelo de interacción económica y social, están fuera de toda discusión; incluso están en el marco constitucional:

Ninguna democracia puede subsistir sin el libre juego de las leyes del mercado, y, democracia es el régimen político que prevé la Constitución para México. Esto deja en claro la importancia del combate al secuestro. Un secuestrado es una persona con riqueza, generalmente empleador de otros. La privación de su libertada no sólo le afecta en su patrimonio, también en la posibilidad de que otros pierdan su empleo, además de las repercusiones sociales que implica.

DE CONTAMINACIÓN

Por otro lado, cabe anotar que en el caso de los homicidios dolosos, donde hay muchos casos de privación de libertad antes de matar al "levantado", los datos son mucho mayores. En 1999 hubo 597, mientras que en 2011 la cifra fue 1906. Cabe apuntar que esta cifra se redujo drásticamente a 1208 homicidios dolosos en 2013. En este renglón en Sinaloa las acciones preventivas del gobierno del estado, refiriendo 2013 a 2011, han logrado una disminución superior al 50% de incidencia delictiva en ese rubro de alto impacto social.

A pesar de la diferencia cuantitativa entre los indicadores de secuestro y homicidios dolosos, el impacto social entre unos y otros es diferente. Esto estriba en la actividad económica de la víctima. De nuevo, más allá de una visión moral, si el afectado es parte de la economía formal, o, si lo es de la informal o negra, el impacto social es muy diferente. En este sentido, cabe señalar, y llamar la atención, al análisis de las estrategias que fueron exitosas en el pasado inmediato. Así como, en su caso, estudiar su adecuación a los tiempos actuales. Lo que se no puede, es dejar de lado el crecimiento de un delito que impacta en la sociedad y que pueden contaminar socialmente lo que en otros renglones se hace bien en Sinaloa.

PÁRRAFOS: FE DE ERRATA

La semana pasada se escribió aquí: De 1931 a 2008 el 18% de esos años un Cárdenas había gobernado Michoacán. Algunos amables lectores hicieron una observación: fueron más años. En efecto, de 1928 a 2008, gobernaron Michoacán: Lázaro Cárdenas, su hermano Dámaso, su hijo Cuauhtémoc y su nieto Lázaro, en total 21 años, el 26% de ese periodo. Es decir, más de uno de cada cuatro días, de 1928 a 2008, un miembro, en línea directa, de la familia de Lázaro Cárdenas gobernó esa convulsionada entidad.

DE ENFRENTAR UNA CRISIS

El documental "Hank: Cinco años después del abismo" producido por la empresa financiera Bloomberg Businessweek y trasmitido en exclusiva por Netflix, muestra como Hank Paulson logra como secretario del Tesoro de los USA, primero integrar un equipo económico, con Ben Bernanke y Tim Geithner, para enfrentar la crisis; segundo, cabildear y concertar en el legislativo norteamericano la aprobación del paquete económico de rescate financiero (TARP); y, tres, heredar su posición al mismo Tim Githner, lo cual dio certidumbre a los mercados. En el film hay dos momentos claves: uno, cuando Paulson dice que su mayor cualidad era juntar a los mejores en su equipo; y dos, cuando señala que mientras las leyes del mercado rijan la economía mundial, siempre habrá una crisis incubándose en futuro próximo y que es una función intrínseca del Estado implementar los mecanismos para desactivarla. Muy recomendable ver este film, ahora que México se acerca a la concertación legislativa para las leyes secundarias en materia energética, telecomunicaciones y política (electoral y transparencia).

[email protected]