Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Demanda educativa

NUESTRA OPINIÓN CULIACÁN
Avatar del

Por: Redacción

La demanda educativa en la Universidad Autónoma de Sinaloa supera con mucho la capacidad en infraestructura de la máxima casa de estudios, y todos los años se convierte en un problema social por la inconformidad de los jóvenes que no fueron aceptados.

Todos los años es el mismo problema, aunque en esta ocasión, el número de rechazados es menor, lo que convierte a la centenario institución de educación superior como la mejor en porcentaje de aceptación de aspirantes, con el 71.1 por ciento en el nivel superior, y el 98 por ciento en bachillerato.

Por segundo año consecutivo, Juan Eulogio Guerra Liera, rector de la UAS, tendrá que afrontar un nuevo conflicto para buscar un preciado espacio en carreras de gran demanda como en la Facultad de Medicina.

El problema de la falta de espacios en las universidades del país tiene que ser resuelto por el gobierno federal, debido a que deben poner las condiciones financieras y los apoyos para poder brindar educación de calidad a todos los jóvenes que solicitan, por lo que es sumamente urgente que se haga un replanteamiento de la política educativa.

En el caso de la UAS, esta viene arrastrando, desde muchos años, un déficit financiero que la tiene en la lona, y que no le permite crecer en atención a la demanda estudiantil, aunque sí ha ganado reconocimientos nacionales e internacionales por la calidad de sus programas de estudio y por los logros personales que han logrado estudiantes y académicos.

El problema del rechazo de aspirantes a ingresar a una carrera universitaria debe ser atendido por todas las partes involucradas, como la UAS, el gobierno estatal y federal, para buscarle una solución de fondo, ya que cada año se incrementa la demanda de ingreso y los espacios se mantienen igual, principalmente en la carrera de Medicina, que es la más solicitada y la que menos oportunidades tiene.