Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Dengue amenaza Ahome

LOS MOCHIS

Los casos de dengue en la zona norte de Sinaloa van en aumento en forma alarmante pese a las campañas que realiza la Secretaría de Salud para prevenirlo, particularmente en el municipio de Ahome.

Tan sólo en la zona norte del estado se tienen registrados en lo que va del año 57 casos de dengue, de los cuales el 60 por ciento es de tipo hemorágico y el resto de clásico.

De los 57 casos que se han presentado, 45 corresponden al municipio de Ahome, lo cual prende los focos de alerta y obliga a las autoridades de salud a redoblar esfuerzos, sobre todo que las condiciones para esta temporada son desfavorables.

Y es que los índices larvarios se encuentran al 8 por ciento, muy por encima del 2 por ciento que debiera ser el máximo.

A pesar que aún no empieza de lleno la temporada de calor y no llegan las lluvias, es muy común observar moscos en los hogares, edificios públicos, planteles educativos y oficinas.

Las autoridades de salud realizan una campaña permanente de descacharrización y suministro de abate en los domicilios para colocarlo en maceteros, pilas de agua u otros lugares que sirven de criadero del mosco transmisor del dengue.

Sin embargo, la labor de prevención no es sólo responsabilidad de la autoridad sino también de la ciudadanía para lograr resultados más favorables en el combate al mosco transmisor del dengue.

En conjunto se deben buscar estrategias para evitar los posibles criaderos del mosco transmisor del dengue pero sobre todo, la autoridad debe realizar acciones más contundentes para evitar la proliferación del dengue como son las labores de fumigación que no se dan con la frecuencia que se efectuaban en años anteriores tanto en la zona urbana y rural del municipio de Ahome.

Las autoridades argumentan que el mosco transmisor del dengue se volvió más resistente y se adaptó incluso a las bajas temperaturas, con lo que su presencia y amenaza se extendió hasta el invierno, lo que las obliga a redoblar esfuerzos para combatirlo y evitar que ocurran más muertes por esta enfermedad, toda vez que los casos van en aumento de forma alarmante.