Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Derechos a medio camino

GUASAVE

Guasave.- Aunque la Comisión Estatal de Derechos Humanos ha emitido una serie de recomendaciones contra actos de abuso de autoridad o de negligencia de servidores públicos, mientras no se aplique la ley con mayor rigor las medidas sólo quedan en buenas intenciones.

En el informe especial que presentó el presidente de este organismo, Juan José Ríos Es-tavillo, señala tres casos en los que las de-pendencias se negaron a atender la queja.

Entre las recomendaciones quizás la más grave tiene que ver con una denuncia contra el Hospital General de un paciente al que le amputaron una pierna y que finalmente no tuvo respuesta para la reparación del daño por parte de la Secretaría de Salud.

El otro asunto es referente a la actuación de la Policía Municipal cuando un particular reportó una detención arbitraria, pero tampoco hubo respuesta pues la corporación negó el incidente.

En la región el organismo intervino en el caso de los tres menores atacados por ministeriales en Bamoa en el 2012, donde al menos lograron que el Congreso aprobara una pensión vitalicia para el principal afectado.

En lo general no se puede negar que efectivamente la Comisión tiene su propio peso para ejercer presión jurídica, pero por otra parte está un estado de derecho que lo rompen las mismas dependencias de ejecutar las leyes, por lo que al final de cuentas el ciudadano queda al garete. De hecho la Procuraduría de Justicia va en la lista de instituciones de gobierno que no atienden las recomendaciones.

Para que la Comisión Estatal de los Derechos Humanos realmente tuviera fuerza tendría que aprobarse una reforma en la que tuviera facultades para turnar ante el Ministerio Público los abusos de autoridad.

En cuanto a la ciudadanía el reto es empujar a través de este organismo una nueva relación entre gobierno y sociedad en la que se apliquen con mayor rigor las leyes, pero que también se le dé seguimiento penal a las arbitrariedades.