Opinión

Derechos humanos en riesgo

Ojo indiscreto
 

Por  Tomás Chávez

Derechos humanos en riesgo(Reforma)

Derechos humanos en riesgo | Reforma

A pesar de que las fuerzas armadas cuidan cada vez más actuar con pleno cumplimiento de la ley, en tiempos de la pandemia del coronavirus se disparan las denuncias de violaciones a los derechos humanos con el aumento de la violencia intrafamiliar y en las instituciones de salud.

El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Sinaloa, el doctor José Carlos Álvarez, explica que durante las últimas semanas se ha incrementado la presencia de la Guardia Nacional, el Ejército y a Marina en Sinaloa, en especial en la región serrana, pero que la comisión trabaja de manera preventiva y coordinada, al participar en las reuniones de seguridad, donde se conmina a no cometer atropellos contra la población.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

En lugar de quejarse la gente, hay peticiones de que se envíen refuerzos de seguridad, concretamente en el norte, en Choix, donde hace unos cuantos días fue asesinado el secretario del Ayuntamiento, y los dirigentes indígenas y de comunidades piden mayores garantías de seguridad.

En cambio, han aumentado los casos de violencia intrafamiliar, que ya se estaban dando antes de la pandemia; asimismo, los derechohabientes de las instituciones de salud, tanto del Issste como del Seguro Social, se quejan que en ocasiones no atienden pronto sus problemas de salud.

Tiene conocimiento que los hospitales aún no están saturados con enfermos de Covid, pero algunos médicos y enfermeras se quejan que faltan insumos para tratar a los pacientes y que a ellos les hacen falta equipos de protección para no contagiarse. Las corporaciones policiacas, el sector salud y educativo, son los que acaparan el mayor número de quejas de violaciones a los derechos humanos, y los visitadores de la comisión junto con la Comisión Nacional de Derechos Humanos trabajan activamente en la prevención.

Popurrí. Una bomba de miles de megatones estalló entre la clase política de los sexenios de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, con la llegada al país del exdirector de Pemex Emilio Lozoya, quien es identificado como el encargado de repartir los millonarios “moches” para aprobar la reforma energética y recaudar dinero para las campañas políticas.
Para empezar ya se menciona que la licencia que pide la senadora priista Vanessa Rubio, para irse a residir a Inglaterra, está relacionada con las pruebas que entregará Lozoya a la FGR. Vanessa es gente cercanísima al excandidato presidencial José Antonio Meade, fue subsecretaria de Hacienda y también jugó un papel relevante en la campaña presidencial. Abunda el trabajo para los despachos caros de abogados.

También la Secretaría de la Función Pública ya empezó a investigar los manejos financieros de actual líder de la bancada priista en el Senado y exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y de su esposa, aunque de inmediato se ampararon. Entre los gobernadores panistas que se asegura saldrán chamuscados se menciona a José Rosas Aispuro, de Durango; Francisco Domínguez, de Querétaro; Carlos Mendoza, de Baja California Sur; Martín Orozco, de Aguascalientes, y a Francisco Javier García, de Tamaulipas.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo