Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Descanso

EDUCACIÓN, HOY

Hoy, por ley, es día de descanso. Por derecho conquistado y no regalado, este primero de mayo la mayoría de los trabajadores del mundo occidental paran labores y se dedican a festejar el día del trabajo como merece hacerse: con un receso. Hay muchos que proponen la celebración del día del trabajo trabajando pero creo que tienen genes de esclavos porque la vida no solo es trabajo sino también descanso, relajamiento y diversión. El sacrificio experimentado por trabajadores en Chicago a finales del siglo antepasado simboliza no solo la posibilidad de poder descansar un día al año sino la oportunidad de garantizar la dignificación del trabajador independientemente del giro laboral, raza, sexo, edad o credo. La clase trabajadora del mundo es la más numerosa de todas y es también la menos reivindicada en forma real pues se han tejido muchas leyendas alrededor de su naturaleza y destino. Lo que si queda más claro cada día es la función primordial del trabajador como individuo y la importancia de su gremio en lo colectivo. Este día, las máquinas se mantienen apagadas; el silencio invade las fábricas y el bullicio propio de una sociedad en movimiento desaparece por unas horas pues el motor que mueve las palancas del progreso, desarrollo y bienestar está quieto. Sus operadores –humanos, sencillos, de carne y hueso- están disfrutando los beneficios obtenidos por el derramamiento de sangre, sudor y lágrimas de muchos antecesores. Celebrar el día del trabajo constituye un acto eminentemente educativo pues transmite a las nuevas generaciones un mensaje alentador: La vida es esfuerzo pero también es recompensa. Una vida cincelada en el trabajo digno, arduo y honesto es una garantía de carácter, progreso y significado. El día de hoy no se descansa por pereza; se utiliza para reflexionar sobre la importancia de la labor de una especie, la trabajadora, capaz de transformar un desierto en un edén, pero también capaz de paralizar y enmudecer a un país. Feliz día del trabajador y honra eterna a los mártires de Chicago. Vale.

[email protected]