Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Descendencia con modificación

SAPIENZA

Todos los seres vivos cambian, y su descendencia también. El término descendencia con modificación tan pregonado por el evolucionismo es cierto. Lo vemos en la diferencia que hay entre un hijo y su padre, entre los cachorros de un perro y en todos los seres vivos. Lo vemos en la variación de las razas humanas (aunque en realidad sólo hay una raza: la humana). Pero querer extender esa premisa y decir que la descendencia con modificación es la responsable de la inmensa variedad de vida que puebla la Tierra es ir demasiado lejos pues las evidencias científicas no la apoyan. Toda especie genera descendientes de la misma especie. Nunca un león dio a luz un chimpancé o una víbora a un cocodrilo. Aun en las cruzas entre animales de la misma familia como es la de los félidos o felinos, no se genera algo distinto que pueda seguir procreando seres diferentes. Por ejemplo, cuando se cruza una leona y un tigre surge un tiglón, pero es estéril, y la descendencia termina ahí. Lo mismo sucede con una burra y un caballo. Surge una mula, igualmente estéril, y ahí terminan las modificaciones. Lo anterior está científicamente comprobado y es un revés rotundo para quienes pretenden atribuir la variedad de vida en la Tierra a un ancestro común, que por cierto nadie conoce. Y tampoco puede atribuírsele esa variedad a la selección natural, pues la selección natural no crea nada, simplemente permite que los seres mejor dotados sobrevivan más tiempo. De ninguna manera las mutaciones son las responsables de esa variedad, pues las mutaciones, como el síndrome de Down, la hemofilia, el síndrome de Klinefelter, el síndrome de Turner, la anemia drepanocítica, el síndrome de Tay-Sachs, y el albinismo, son dañinas y no mejoran la especie. Las mutaciones, si acaso, modifican ++lo que ya existe, como el color de los ojos, pero no crean nada nuevo. Entonces, aunque hay modificaciones, el ser humano sigue siendo humano, el mono mono, y el perro perro. Ninguna especie se convierte en otra por cuestiones del azar, ni por una reproducción dirigida. Esos son hechos comprobables, lo demás son especulaciones sin ningún sustento.