Opinión

Desconocidos que no hacen campaña

Por: Leo Zuckermann

Desconocidos que no hacen campaña

Desconocidos que no hacen campaña

Tengo que confesar, a 42 días de la elección, no sabía quiénes eran todos los candidatos a senador, diputado federal y diputado local de mi demarcación. ¿Quién pretende representarme tanto en el Congreso nacional como en la de la Ciudad de México? Ni idea, como si la elección de los poderes legislativo no existieran. 

¿Acaso soy yo el distraído o será que los candidatos no están haciendo campaña?

Quiero suponer lo segundo. Por mi chamba, me considero una persona informada. Pero en mi ciudad ni escucho spots de radio y televisión ni veo anuncios espectaculares con los candidatos a las cámaras legislativas. Tampoco, por cierto, los de la entidad vecina (el Estado de México) que queda a unas cuantas cuadras de mi domicilio en la capital. 

Mucho me preguntan si en México hemos construido un verdadero sistema de pesos y contrapesos democráticos después del sistema presidencialista autoritario que tuvimos   durante gran parte del siglo XX. El Congreso es hoy, sin duda, un poder con más independencia del Ejecutivo. Pero, el hecho de que los candidatos al legislativo no estén presentes en esta campaña, es un reflejo de que los partidos le han apostado más a sus candidatos presidenciales para que éstos jalen el voto de los que aspiran a llegar al Legislativo. Esta estrategia tiene todo el sentido del mundo para López Obrador y Claudia Sheinbaum quienes van muy arriba en las encuestas y previsiblemente pueden arrastrar a los candidatos de Morena, PT y ES a nivel nacional y en la capital. No me queda claro, sin embargo, que sea el caso para Anaya (PAN, PRD y MC) y mucho menos para Meade (PRI, PVEM y NA). 

Lo que quiero resaltar es que las campañas a los poderes legislativos federal y locales no existen. Es el caso, por lo menos, en la CdMx y el Edomex. Estos días he viajado a otros estados y tampoco veo tanta presencia. Por ahí, de vez en cuando, uno ve uno que otro espectacular. Claramente los partidos le están apostando todo a la elección presidencial, y de gobernadores en nueve estados, como si los congresos fueran apéndices de los ejecutivos. Esta situación dice mucho del poder relativo de las instituciones y de nuestra cultura política. Seguimos siendo un país muy presidencialista. 

Me puse a investigar y esto fue lo que encontré. El Instituto Nacional Electoral, en su página de Internet, tiene todos los nombres de los candidatos uninominales y plurinominales al Congreso federal. En la CdMx, uno de los grandes bastiones de López Obrador, muy probablemente ganará la alianza de Morena, PT y ES para el Senado. Entonces, entrarán a esta Cámara, Martí Batres y Minerva Citlalli Hernández. El primero sí sabía que iba para este puesto; es un viejo cuadro de la izquierda y aliado de AMLO. Nunca había escuchado de la segunda. La googlé porque su currículum no aparece en el sitio del INE. Se trata de una joven activista fundadora de Morena que ya fue diputada local.

¿Quién más me representará como chilango en el Senado? Quiero pensar que el segundo lugar se lo llevará el frente PAN, PRD y MC, lo cual quiere decir que Emilio Álvarez Icaza entrará como senador de la primera minoría. Estamos hablando de uno de los grandes activistas de los derechos humanos del país. Si es así, se quedará fuera Xóchitl Gálvez, otra política muy conocida, quien va segunda en la fórmula del susodicho frente. Una lástima que no llegue al Senado. De los otros candidatos en la boleta, sólo reconocí a a Beatriz Pagés, periodista, directora de Siempre! y diputada federal en el pasado.

¿Y en la Cámara de Diputados? Nueva consulta en el INE de los legisladores de mayoría relativa de mi distrito. Conclusión: no conozco a ninguno de los candidatos. Nunca había oído, hasta hoy, sus nombres. Ergo, no tengo ni la más remota idea de por quién votar. 

En cuanto a la Cámara de Diputados de la CdMx, tuve que consultar los datos en la página del instituto electoral local. Para empezar, uno tiene que saber cuál es su distrito lo cual no es nada sencillo ya que no se encuentra el dato en la credencial para votar. Pero, una vez realizada la investigación con mapas de las demarcaciones, concluí que pertenezco al distrito 20. Como en el caso anterior, encontré que todos los nombres de los candidatos me son desconocidos. Todos. Salvo el de Nueva Alianza, ni siquiera aparecen sus fotos para irlos reconociendo. 

Desconocidos que no hacen campaña: así la democracia mexicana en los poderes legislativos. Y luego queremos que sean un contra peso efectivo a los ejecutivos. Ajá...