Opinión

Desesperación

Por  ROMPEOLAS .

Desesperación. Eso es lo que se respira entre los integrantes del sector pesquero. Ayer, el líder de la Unión de Armadores del Litoral Pacífico, Jesús Omar Lizárraga, hizo un llamado de auxilio al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para que libere el subsidio para la compra de combustible para la flota camaronera. Y es que al sector pesquero de Sinaloa de poco le ha servido que los sinaloenses encabecen las principales instancias del Gobierno relacionado con esa actividad. En Mazatlán se encuentran las oficinas nacionales de Conapesca, en la que manda el mazatleco Raúl Elenes Angulo. La Comisión de Pesca del Congreso de la Unión es presidida por el mazatleco Maximiliano Ruíz. Sin embargo, las condiciones para la actividad pesquera son más difícil en este inicio de la Cuarta Transformación de México. Se retiró el apoyo de 70 millones de pesos para el programa de empleo temporal y ahora se retrasa el subsidio para el combustible. 

Molestia creciente. Desde hace varios años, los panteones públicos han sido descuidados, ya que atender el lugar en donde descansan los muertos no genera ganancias a la comuna; al contrario, se tiene que invertir en personal para que los limpien. Las autoridades municipales han descuidado tanto a los cementerios, como el panteón número 3, que se han convertido un nido de delincuentes y da temor ingresar al mismo en el día. En los pasillos del cementerio se puede ve campear a grupos de sujetos que se dedican a la venta de drogas y algunas tumbas están convertidas en puntos de consumo de estupefacientes. Las autoridades ya deben actuar ante los graves problemas que se están presentando e invertir para que este panteón sea un lugar digno de descanso eterno y no un nido de malvivientes.

Los bigotes a remojar. Cuando veas las barbas de tu vecino recortar, pon las tuyas a remojar, dice el viejo refrán popular, y algo así podría aplicarse a los locatarios del mercado Miguel Hidalgo, de Escuinapa. Los comerciantes están exigiendo la intervención del Ayuntamiento para acelerar la regeneración del mercado que financia el Gobierno estatal y que los ha mantenido casi un año fuera de sus locales. El panorama no es nada tranquilizador, pues en Culiacán los locatarios del mercado Salvador Alvarado están muy molestos porque después de las recientes remodelaciones que les hicieron no todo fue color de rosa. Ante las copiosas lluvias que se presentaron en la ciudad, los locales empezaron a gotear. Los afectados dijeron que esta situación ya fue reportada en el área de Mercados del Ayuntamiento, pero no han mandado a nadie a resolver el problema, y ellos no quieren poner de su bolsa para impermeabilizar, porque antes de la remodelación los techos estaban en buenas condiciones. 

Que se ajusten a la agenda. Los diputados le tienen que acomodar el horario de la comparecencia alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, a un día en que pueda asistir, porque, si se la ponen en un horario agendado, no asistirá. El edil se dijo preparado para ir a comparecer y ya sabe lo que va a decir, que no tiene ni siquiera que apuntar. Entre sus planes también está dar a conocer a los legisladores el trabajo que ha realizado y hacer sus peticiones. Será interesante ver la actitud que tendrá el alcalde ante los cuestionamientos de los diputados, porque es conocido que se enoja muy rápido ante las preguntas incómodas. Quien también deberá de comparecer es el alcalde de Mazatlán, el morenista Luis Guillermo Benítez Torres, por la supuesta autorización irregular de edificios departamentales en zonas donde el uso de suelo está especificado para las viviendas unifamiliares. Benítez Torres se ha declarado confiado de que las dudas sobre el tema serán resueltas en la reunión con los legisladores. Sin embargo, la síndica procuradora Elsa Bojórquez “le ha echado más leña al fuego” al sostener que algunos permisos fueron entregados este año.